ALBERTO REGUERA / EL COLOR ES EL SUEÑO QUE IDENTIFICA EL ALIENTO


  •  Me escribe ALBERTO REGUERA, mi amigo segoviano, para comunicarme que inaugura en la Galerie Olivier Nouvellet de París el 10 de marzo, en la que estará hasta el 23 del mismo mes. Ya he comentado su obra desde todos los ángulos en este mismo blog (modesto e insuficiente blog), o creo haberlo hecho, pero la poesía que se contiene en la misma es interminable, inagotable e indestructible.    


  •  Tiene un atributo que ahora echo mucho en falta en la actualidad, cual es la pasión por encender y dar calor a un frío de archivo al que le falta esta luz, este ansia de dejarnos ciegos de claridad, de convertirnos en su rostro inmortal, que nunca se extinguirá si no es acabando con la textura de su espíritu y pensamiento (en el que confluye un hacer lento y minucioso, una intuición voraz y silenciosa).   


  •  Ya no es el cuadrado, ese espacio de muerte, de lecho, sino una prolongación que se funda sobre la extensión hacia más allá del que siempre nos cuentan una historia pero nunca nos describen. Ahora, ante estas piezas, parece que lo podemos ver y situarnos, imbuirse de sus sensaciones, empaparse con sus moléculas, gravitar sobre sus constelaciones. No duden sobre lo que sienten y comprueban ante estos complejos puros y ámbitos que no están desnudos. No vacilen ni sospechen, ni recelen, ni teman, ni fluctúen, ni se dejen llevar por la melancolía. Es una forma de ver un reverso que no acaba en tragedia sino en el drama de no poseerlo.  

que entren amor y odio y voz y gritos
que venga la tristeza con sus brazos abiertos
y la ilusión con sus zapatos nuevos
que venga el frío germinal y honesto
y el verano de angustias calcinadas
que vengan los rencores con su niebla
y los adioses con su pan de lágrimas
que venga el muerto y sobre todo el vivo
y el viejo olor de la melancolía

que baje el puente y que se quede abajo
(Mario Benedetti)

HÉCTOR VELÁZQUEZ GUTIÉRREZ (1976) / DETRÁS DE MÍ HAY VARIAS PERSONAS, ESTÁN EN MÍ, SON MÍAS


  •  Picabia se encrespa y confiesa que para no ser nada me disfrazo de hombre, pues yo, dice Miró, cuando renuncio a mí mismo me afirmó más, con lo que llegamos a mi conclusión, interviene Sartre, de hay que inventar los medios de inventarse.


  •  Lo cual le queda corto a HÉCTOR VELÁZQUEZ, que participa del descubrimiento de Klee de que el yo es un conjunto dramático. Allá aparece un ancestro profético. Acullá un héroe brutal. Más acá discute un vividor alcohólico con un erudito profesor. Por allá se adora a una cantante lírica crónicamente enamorada. Y el papá se le enfrenta de manera pedante. Entre ambos el tolerante tío hace de mediador [.....] 


  •  En definitiva, que en la obra de este artista hay verdad, realidad, plástica, identidad, creatividad, ingeniosidad para sacar nuevos materiales a la luz, formulaciones conectadas a un lenguaje de lo arcano y que hace auténticamente cercano. Y un homenaje a la contemplación y al tocamiento, a un imaginario que siempre está insuflándole energía y mitologías del cosmos en el que habita y medita. 

pero puertas adentro es un fracaso 
este mar que me invento no me moja
no tiene aroma el árbol que levanto
y mi huracán suplente ni siquiera
sirve para barrer mis odios secos
(Mario Benedetti)

HENRIKE SCHOLTEN (1989) / NO SON RADIOGRAFÍAS




  • Son como sueños olvidados, que trazan sus propias formas de retener el eco, de configurar los claros y las sombras, el pensamiento crucial de lo informe. Con refinamiento y sutileza, con elegancia y pulcritud.



  • No es para la holandesa SCHOLTEN una cuestión de virtuosismo formal, es mucho más que eso, es una esencia por figurar el espacio, acometerlo como un cosmos en el que se asientan nuestros remotos genes, en el que ya no hace dilucidar sino dejarse llevar hacia dentro, transportarse, restituir lo que de nuestra naturaleza se transfigura y pactar con lo deseado para que quede fuera.



  • Quizás sea uno de los pocos goces los que nos transmiten estas constelaciones de dibujos sin camuflajes, tampoco sin heridas, sólo los rumores del céfiro y el aura del poniente. Quizás, sea en definitiva, unos idilios entre los muertos. Pero, no obstante, no vayamos sin ellos.


usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

entonces 
usted muere.
(Mario Benedetti)    

PAWER ALTHAMER 1967 / ¿NOS VAMOS A QUEDAR ASÍ?


  •  Ante esta escenografía y coreografía desbordantes del polaco ALTHAMER me pongo en la situación de Gómez de la Serna sobre eso de que hay que desconcertar al personaje absoluto que parecemos ser, dividirle, salirnos de nosotros, ver si desde lejos o desde fuera vemos mejor lo que sucede.   


  •  Así es como nos contemplamos desde otra óptica y carne, desde el interior de unos cuerpos que se deshilachan para que su estructura sea más acorde con la función a que están sometidos. Al andar entre ellos constatamos el fin que se persigue, la danza viva de la muerte que nos acompaña.  


  •  Hay hasta posibilidades de diálogo sobre la resurrección, el tiempo que queda, el espacio que nos va a ser dedicado, las razones del desprecio y el encuentro con una plástica desangrada y cerrada sobre sí misma.Hablar con ellos da para mucho siempre que seamos pocos los que permanezcamos. 

no nos dejes caen en la tentación
de olvidar o vender este pasado
o arrendar una sola hectárea de su olvido
ahora que es la hora de saber quiénes somos
y han de cruzar el río
el dólar y su amor contrarrembolso
arráncanos del alma el último mendigo
y líbranos de todo mal de conciencia
amen.
(Mario Benedetti)

MIGUEL ÁNGEL SALVÓ REYES (1971) / SALÍ DE LAS TINIEBLAS AUNQUE VIVO CON ELLAS


  •  Desde el último post que le había dedicado a SALVÓ en Octubre de 1912, el artista cubano residente en Mallorca se ha visto inmerso en una cadena de resquebrajamientos físicos, de parálisis creativa, de impotencia y frustración y en definitiva de esa melancolía que no te deja ver más allá del vacío aunque el mar esté a tu lado y reclamándote.    


  •  Pero tomó a Man Ray como ejemplo en lo referente a que a fuerza de ensimismarse en la opacidad de las tinieblas, encontró reservas ilimitadas de la energía que se requiere para llevar a cabo una obra inspirada por el deseo.


  •  Claro que como dice María Bolaños, nunca se libra el artista de estar entre la exaltación y el desánimo. Y Miguel Ángel tampoco, lo que hace que haya algo característico en su creatividad y es que la forma, la representación, las líneas, los contornos -ese perfume clásico, renacentista-, el entorno, el mundo y el color lo han elegido. El mismo Picasso señalaba que el pintor no elige, que había cierta formas que se le imponían. A pesar de ello, no se limita a una mera invención y registro, sino que consigue que su pintura y él sean todo un conjunto dramático.    


  •  En sus nuevas piezas surgen realidades de distintas dimensiones, que se encajan e incuban unas en otras con una caligrafía depurada y un cromatismo que es una carne propia y elucubrada, que está pensando y meditando sobre el fin y los medios, sobre la historia y la experiencia encarnada en ella. 


  •  Lo real no ha perdido sus conexiones internas ni su lenguaje la verdad de esas fronteras humanas y existenciales. Esgrime sus episodios en base a un sentido constructivo, en virtud de un modo de expresarse con una pasión concreta, hecha de oficio y de un imaginario que siempre alienta un absoluto imposible de conseguir. Pero eso que llaman cosmogénesis está ahí, con unos cuadros que desmienten las dudas sobre sus significados, de los que hay delante y de los que hay detrás.      


  • Y, como dicen los viejos talmudistas, quien anda con la antorcha de la verdad no deja de quemar algunas barbas.


pero todo está claro
y es más dulce
más útil
sobre todo más dulce
reconocer que el tiempo está pasando
que está pasando el tiempo y hace ruido
y sentirse de una vez para siempre
olvidado y tranquilo
como un cero a la izquierda.
(Mario Benedetti)

ARTmadrid´14 / VEMOS A LOS MISMOS Y NUNCA NOS CANSAMOS DE VERLOS


  •  Lo que es ya habitual en ARTmadrid es que casi todos los artistas nos son conocidos, lo que no es óbice para que cada año los galeristas nos sorprendan sacando esas obras suyas desconocidas de sus catacumbas para que nos quedemos de nuevo arropados, ensimismados, recuperando el arte desde esa altura desde la que deja de ser estéril y se hace un compañero más de fatigas e infortunios.  


  •  No es necesario citar esos nombres de siempre, sólo cabe conferirles el papel que su producción sigue teniendo todavía ahora, fuera de corrientes, tendencias y desatinos. Ver estas piezas no es cuestión de gustos -que no se los va a comer nadie- sino de deslumbramientos y de encuentros con la razón y con el corazón.   


  •  Sí cabe mencionar a algunos con gran proyección, como son DÍAZ SOSA (magnífico representante de la cubanía exiliada), STEFAN HONERLOH, BOYER TRESACO, HÉCTOR VELÁZQUEZ, YOLANDA TABANERA, MARTÍNEZ CANO, J.ANTONIO QUINTANA y algunos más. Confío en que les cosas les salgan bien. Y quizá lo peor sean algunas o más que algunas ausencias.   


  • Reproducciones de Héctor Velázquez, Díaz Sosa, Antonio Quirós y Hoenerloh.



  • Y un apunte referido al tan traído y llevado IVA: hagan un favor los políticos a todos los amantes del arte, elimínenlo y así nos les mandaré a la mierda con todos los perdones.


Debo apurarme porque hay tantas cosas
recuperar el mar
eso primero
recuperar el mar desde una altura
y hallar toda la vida en cuatro olas
gigantescas y tristes como sueños
(Mario Benedetti)
  

ARCO 2014 / PASEN Y VEAN


  •  Una nueva edición de ARCO y estamos en las mismas. Un poco de lo idéntico de años anteriores y otro poco de lo hipotéticamente novedoso y emergente, aunque mejor lo dejaríamos en flotante.  Aunque no se trata tampoco de ser reticente.


  •  También continúa la división entre los clásicos nacionales e internacionales, casi todos ya desaparecidos, y los que tratan de sustituirles y reinar en este mercado del arte cada vez más estrecho y menos sorprendente.  Y me perdonan si les digo que los primeros siguen ganando por goleada.   


  •  Y si antes cabía todo un mundo, ahora con mucho llega a la cuarta parte, eso sí con mucho desafío al intelecto o a lo decorativo del colorín colorao. En lo primero me sobra tanto intelecto y en lo segundo llego a marearme. 


  • Pero no todo es negativo, hay auténticas apariciones y realidades plásticas que todavía tienen la propiedad y los atributos necesarios para que capten nuestra mirada y nos hagan establecer con ellas una genuina conexión de pensamiento, palabra y obra. Es decir, confesiones a troche y moche.



  • De los no muy conocidos, o pienso yo que no lo son tanto, citaría a Antonio Crespo, Ville Andersson, Mia Hamari, Ricardo Angélico, JR.Mondarain, Michel Pérez Pollo, Clemens Krauss, Mariana Vassileva, Yan Letto, Adam Saks, Chantal Joffe, y un montón más.   



  • Reproducciones de obras de Ville Andersson, Darío Urzay, Guillem Nadal y Nico Munuera. 

  • Hasta el próximo año si el tiempo lo remedia y no nos deja a medio camino.  

RODNEY BATISTA HERRERA (1988) / BUSQUEN SITIO


  •  Escribían Saehrendt y Kittl que el arte de los sentidos quiere sobrecoger, entregar carnaza para los ojos, quiere engañar, perturbar, herir, y, de esa forma, provocar sensaciones, es igual que sean positivas o negativas. Con tanto trueno de tramoya se queda amortiguada la pregunta acerca de la calidad.


  •  El cubano BATISTA en sus fotografías tan desgarradas y patéticas, conforma una visión de ultratumba con dosis humorísticas, con pesadillas y premoniciones, con condenas sin absoluciones, con cuerpos medio en descomposición pero los rasgos emocionales del sufrimiento.   


  •  Tales imágenes son el yo de nuestra carne, o así lo pretende el artista, que están en la tumba sin haber sido recién nacidos porque la vida no les dio tiempo para eso y para nada. Esa es una lectura y otra la que ustedes mismos quieran imaginarse con la mirada fruncida y los ojos medio cerrados. 

No dirá
sí señor
dirá viejo podrido
rezará palabrotas
despacito
y dos veces al año
pensará
convencido
sin creer su nostalgia
ni culpar al destino
que todo
todo ha sido
demasiado sencillo.
(Mario Benedetti)

WILLIAM THON (1906-2000) / SON MIS PAISAJES


  •  Hay paisajes que están en la mente del artista y que no puede vivir sin ellos. Al pintarlos se ve a sí mismo conjeturando su más radical esencia, su reclamo más ferviente, su voz más nítida y más poética.   


  •  El norteamericano THON los ha tenido alrededor suyo toda su existencia, ha sabido captar sus verdes, amarillos y blancos, ha pulsado su emoción y el hecho de encontrarse solos o con unas hileras de pingüinos haciéndoles compañía. Con el paisaje su quehacer plástico se hace más agudo y penetrante. 


  •  Al final casi van desapareciendo, se van desvayendo, quedando un espíritu incierto, una memoria fragmentada, ilusoria, hasta que el color es su huella, el testigo de lo que hubo y ya nunca sabremos si seguirá conservándose.    

El aliento es lo que queda.
(Almelio Calderón).

HUMBERTO VIÑAS / LAS PINTURAS DE LA AUSENCIA


  •  Hacía mucho tiempo que no veía las mujeres, los cuerpos, los barcos, los ojos, las lunas, las músicas y las casitas de mi hermano y gran artista cubano HUMBERTO, que desde La Habana apenas me da noticias de una existencia que lucha y se desgarra entre la vida y el arte.  


  • Su marca es inimitable porque es su misma encarnación, su cromatismo está grabado a fuego y ya es imposible salir de él, su imaginario es el amanecer de cada gesto, de cada pensamiento, de cada infortunio, y de un ron ya olvidado. 



  • Va envejeciendo pobremente, con su hálito encadenado a la creación de cada día, al esfuerzo de una recompensa tan pronto ganada como desaparecida, insertado en un camarote en el que pinta, come y duerme. Le queda lo que imagina y traslada al lienzo, lo que la vida le permite y autoriza a ir configurando como una limosna de futuro y el principio del mejor de los ocasos, el que le liberará de trabas y códigos, encargos y pestes, de sinfonías y aleluyas ya acabadas. Espero que las próximas obras sean para anunciar nuevas confesiones de pasión y de sabiduría.


Mientras la ciudad huye de su realidad kafkiana, mis pasos buscan el torso curvo de la existencia(Almelio Calderón).    

EDUARDO ROMAGUERA / ME QUEDA MUCHO MÁS QUE ESTO


  •  El artista español ROMAGUERA, habitual de este blog, seguidor de mis desvaríos, emprendedor, multidisciplinar y explorador, me envía estas obras que forman de su nueva serie "Consagración de la Primavera", en lo que para él es esta estación del año, una concatenación orgánica y metafórica de motivos florales, animales y humanos como de ejercicios plásticos sobre como una transmutación tiene un carácter visionario que nos hace mirar de otra forma, que nos rompe la contemplación al situarnos entre otras coordenadas.


  •  No cabe simplicidad alguna, cada gesto sobre el lienzo está medido y busca un paradigma, cada pigmento es un acorde sonoro que al final y abre cierra el diálogo, porque estas metonimias pictóricas son vertientes que responden a mensajes que no necesitan cifrarse.   


  •  Por tanto, su juego creativo es agrandar el microscopio, enseñarnos las cápsulas cuyo contenido es una visión de apostasía ante lo que se inscribe como lugar, forma y representación, ya que esa es su significación y aportación. En ellas se alude a esa tergiversación tan fecunda de colores vibrantes y la ceremonia que estipulan y comparten en un trabajo multicolor que proporciona una cuidadosa y pensada génesis de estructura hormonal, de nacimientos, laberintos y realidades que se acompañan solas basadas en sus propias leyendas y ceremonias. Y si por ello hay deconstrucción y abstracción es porque también hay un pulso hacia la conspiración de un ideario que sigue plasmándose.     

UN OSCURO PÁJARO NIETZSCHEANO
nos interroga con su vuelo.
Hemos vivido nuestras muertes.
(Almelio Calderón)

BEEZY BAILEY (1962) / ESTO ES ÁFRICA


  •  África habrá podido llegar tarde o a la inversa, muy temprano, pero lo ha hecho dejando sentirse como tal, diferenciándose siempre porque es un continente también plástico que ha engullido y renovado sus fuentes de inspiración.


  •  Ese es precisamente el caso del sudafricano BAILEY y su pintura de encuentro con una geografía física y humana que tiene su propia historia, su privativo cromatismo, su característica figuración. Lo cierto es que sus imágenes son reveladores de unas vivencias que tienen una voz no tan remota.  


  •  Y para expresar ese mundo no hay cauces tradicionales sino una configuración original que sea más incisiva, más enriquecedora en la metodología y en el procedimiento, con más significación en cada trazo o mancha, en cada rostro y personaje, en los que abundan las referencias, los signos y las asociaciones con una tierra que todavía está por descubrir.

Los muertos me duelen, la isla me duele.
La ciudad debe ser almacenada por su sabiduría, por la manera de
poseer todas las voces humanas.
La ciudad me devora con su asma, con su interrogación.
Los cielos no me reciben, no tengo marcado en la mano un destino
como Ulises.
(Almelio Calderón)

EFRAIN RECINOS (1928-2011) / MI TIEMPO ME HA QUEDADO CORTO


  •  El guatemalteco RECINOS es un artista total: ingeniero, urbanista, escultor, pintor, muralista, etc. Casi un Da Vinci nada menos. Su imaginario es un complejo inmenso de fuentes, entre el numen ancestral y el visionario. En todas y cada una de ellas la génesis creadora temporal y espacial vuelve a renacer.  


  •  Es de esos autores cuya inventiva no tiene fin y que se expresa bajo una configuración muy universal, proyectando en la significación de sus obras todo un mundo, tanto en claves geométricas como figurativas.   


  •  Y el color con que transita traspasa con sus valores armónicos esa conciencia global que toma lo cercano y lo lejano como su núcleo de interpretación, de hipótesis que se van acumulando en una sinfonía de belleza singular y no buscada, en una idea que no descansa porque nunca es la definitiva, la que cierra un final que no existe.  

La muerte, inconstante buhardilla que nos convierte en ausentes.
Hay noches de suicidios. Muchas noches que regresan tras el punto
negro. Como luces oscuras y deformes se nos ha ido la inocencia.
(Almelio Calderón)

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...