PABLO ISIDORO / ¿EN DÓNDE ME HE METIDO?

 No cabe duda de que el español ISIDORO es un gran dominador de la materia, fragua a través de ella un santuario de misterios que se hunden en abismos inexplorados todavía. Sus obras nos asombran por esa mágica captación y construcción.  

  •  Su significante se agranda a medida que la mirada se ha concentrado en el conjunto de lo plasmado y ejecutado, e incita a una búsqueda o miles de búsquedas imaginarias insólitas por los efectos que generan. 


  •  No estamos ante un etiquetado informalista sino ante una dimensión que se remonta en el tiempo y el espacio, y que simultáneamente es un descubrimiento de ahora mismo, puede estar aconteciendo en el momento que nos detenemos frente a ellas.

 Tengo la náusea física de la humanidad corriente y moliente, que es, además, la única que hay.
(Fernando Pessoa)

RAFAEL ARAUJO / ME PODRÉ IR EN ELLOS


  •  Una definición tan geométrica, tan calculada, no es incompatible con la construcción de unas realidades fantásticas, que para algunos autores son como metáfora de fugas colectivas, tan concertadas como arbitrarias.


  •  Estas caracolas genuinas son naves especiales que dejan anhelante la mirada, constituyen formas vivas, organismos que conforman la ilusión de un viaje y de una vida interminable. El venezolano ARAUJO es autor de esta cosmovisión visionaria como una creación que nos transporta hasta otros campos plásticos y epistemológicos.  


  •  Su modo de operar es el de un investigador que ha visto en Leonardo el germen de un misterio que él debe continuar, porque el arte es invención, fantasía y conocimiento. Así ha sido y así ha de continuar. 

Cada cosa tiene expresión propia y tal expresión le viene de afuera.
(Fernando Pessoa)

IVÁN TOVAR (1942) / NO ME IMPORTA HABERME QUEDADO ATRÁS


  • Estamos ante un surrealismo caribeño forjado en el sueño, en el hombre y en la naturaleza, con una claridad de líneas y colores que tienen un aroma clásico y puntiagudo. TOVAR, el dominicano, estructura con precisión la puesta en escena para sus criaturas, que se relacionan desde diferentes posiciones.   


  •  Su virtuosismo es como un talismán al cual se confía en orden al desarrollo de unas formas que no puedan suplantarse, unos espacios en cuya negrura aparecen ellas como realidades vivientes fáciles de percibir pero no de aprehender.  


  •  Todo ello apunta finalmente a una pintura que descansa, con esa vestidura cromática tan depurada, sobre un anochecer encabalgado a un enigma, el que siempre nos agobia sin que lo hayamos convocado, ese propio de una visión que nos acompañe hasta el fin.     

¡Qué cosa más vulgar y baja es la vida!
(Fernando Pessoa)

FEDERICO CASTELLÓN (1914-1971) / HASTA MUERTO, IMAGINO


  •  Magnífico grabador, dibujante, pintor y escultor, el español CASTELLÓN es un discípulo de Goya en el siglo XX, porque lo suyo también era extraer la vida de las sombras o lo que era la muerte al final.


  •  Cierto es que la mayoría de la gente, como asegura Rosalind E. Krauss, acabará confundiendo la temática o el tema de una pintura, esto es, su significado, con su pretexto, con su referente figurativo, con los objetos que representa.


  •  No obstante, creo que en el caso de la obra de este artista, con la distancia que nos da el tiempo, la oportunidad es ver hasta aguantar, mirar hasta creer, y darse la fuga. Y no tendríamos que olvidar.

El misterio de la vida nos duele y nos acongoja de muchos modos.
(Fernando Pessoa)

SERGIO SARRI (1938) / SON IMPACTOS


  •  La imaginación se desborda y enloquece, pero también tiene que hacerlo al mismo tiempo una ejecución práctica que esté a la misma altura de ese desbordamiento y enloquecimiento, de esa enajenada carrera para estar por encima del signo de los tiempos.  


  •  Y también por la necesidad del hombre de estar vivo y creando, pues como señalaba Giorgio Vasari, "mientras viva el arte, nunca tendré que aceptar que el hombre está muerto".  El italiano SARRI acomete en sus obras una plástica entre visionaria y hasta surreal, mas impregnada de una idea de lo maravilloso. 


  •  El uso de distintos elementos de diferentes códigos comporta una fuente interminable de apariciones, sujetos, formas, máquinas, espacios, etc., que dan la dimensión adecuada a un mundo entre la fuga, el caos y falsa representación.  

Nos cansamos de pensar para llegar a una conclusión, puesto que cuanto más se piensa, más se analiza, más se distingue y menos se llega a una conclusión.
(Fernando Pessoa)

ALEXANDRE SINGH (1980) / NUNCA SEREMOS LOS MISMOS


  •  Una de las grandes facetas y farsas de la obra de arte es que en un momento dado no sabemos a que atenernos respecto a ellas, pues la forma entraña más intromisiones plásticas que las que éramos capaces de presentir.  


  •  Así es como el francés SINGH nos infecta con estas visiones que fulminan el antropocentrismo con una creación del horror que va siempre más allá de todo lo que se ha realizado en este campo del arte.  


  •  Estas máscaras o rostros son el espejo genuino tanto de nuestra condición como de la suya, conjuran la santidad del malditismo y nos muestran que no se conoce ninguna obra de arte que no contenga misterio (Henry Moore) o que el trabajo del artista es siempre profundizar en el misterio (Francis Bacon).   

No saber de uno mismo es vivir. Saber poco de uno mismo es pensar.
(Fernando Pessoa)

SEBASTIÁN ESCALONA / NO HAGO NADA MÁS QUE VER


  •  Estamos en tiempos en que la abundancia en la lista de posibilidades de una caracterización del arte del presente permite abordarlas todas por un mismo artista, ya sea vídeo, perfomance, pintura -abstracta o figurativa-, escultura, arte conceptual o procesual, instalaciones, etc.  


  •  Nos referimos a un caso como el del chileno ESCALONA, que además de todo ello es escenógrafo y fotógrafo, cuyo imaginario es inmenso, espectacular e impredecible. Su área de expresión no acaba nunca y su solemnidad formal de luces y sombras nos deja un tanto asombrados.  


  •  Para Stanley Carver afirmar que las intenciones de un artista pueden no ser conscientes no equivale a asegurar que sean inconscientes. Supone cuestionar una noción de causalidad a la que sigue sirviendo un fácil recurso a lo inconsciente. Estar ante la obra de este autor es reconocer tales efectos. 

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
(Konstantino Kavafis)

GEORGE MCNEIL (1908-1995) / ESTO VA DE PINTURA


  •  Al principio los expresionistas americanos no eran los más populares, vivían pobremente -sin agua y calefacción- pero, a pesar de ello, su pintura se cagaba en todo. La revista Time, que tenía un ojo cojonudo, afirmaba que la obra de Pollock era digna de compararse con la batalla de Gettysburg dibujada por un niño. 


  •  El estadounidense MCNEIL dejó al margen reflexiones sobre la teoría de la pintura y se empeñó en expresar con autenticidad un estado anímico, una vivencias y unos sueños. Tenía el pensamiento hasta arriba y le era necesario vomitar. 


  •  Sus obras devoran la línea y la figura con el color,  deforman todo aquello con lo que se enfrenta, la ciudad sucia, los habitantes suicidas, el magma escupiendo el aliento cargado de alcohol a través de las pisadas del Bowery. 

Hay personas capaces de sufrir durante largas horas por no poder convertirse en el personaje de un cuadro o en la figura de un naipe de la baraja.
(Fernando Pessoa)

JOSÉ TOLA (1943) / VOY CONTIGO AL INFIERNO


  •  El peruano TOLA bajó al infierno y cuando regresó ya no supo ser más que un artista que tenía que construir un discurso sobre el destino plástico de unas tinieblas iluminadas con candiles. Claro que el trayecto hacia él fue muy breve y además es tan grande como el infinito.


  •  Al principio su obra, con eso de que venía del averno, recibió intolerancia, y no precisamente porque con lo nuevo sobreviene la muerte de la deducción, sino porque ésta era demasiada e intencionalmente demoníaca.  


  •  En su creación la hibridación, los colores profundos que la hacen palpitar, el desmadre insidioso y plácido de planos y ojos, manos y caras, viene de las creencias aborígenes y de las maldiciones presentes, dejando al tiempo que nos queda temblando a causa de una pintura que venera el abismo de ese mito.   

Hay reproducciones en los libros  que viven más nítidamente que muchos hombres y mujeres.
(Fernando Pessoa)

ESTEBAN JIMÉNEZ GUERRA (1984) / ASÍ ES COMO SON


  •  En Cuba los rostros no son lo que parecen, la pintura tampoco. Guardan un poso de amargura que únicamente se manifiestan cuando a través de la plástica se hacen visibles, se observan y después gesticulan.


  •  El cubano JIMÉNEZ GUERRA, en su obra, es un exponente de ello, de tal modo que la catarsis la lleva a efecto cuando se empeña en su quehacer artístico arriesgándose a materializar la expresión indignada que le pide su época.    


  •  Y tal es su habilidad en ese aspecto que sus capacidades creativas nos hacen ver más allá de estos retratos, aunque ellos son los que dan pie al insomnio que nos acomete cuando estamos enfrente sin poder esquivarlos.

El Arte alivia de la vida sin aliviar de vivir.
(Fernando Pessoa)

OFELIA SOTO (1933) / NO PUEDO MÁS QUE VIVIRLO


  •  No incluyo en este blog a la mexicana SOTO porque pertenezca como yo a la misma Asociación Internacional de Críticos de Arte -aunque no tengo el gusto de conocerla-, sino porque, como ha matizado Rosalind E.Krauss, el concepto de artista implica algo más que el mero hecho de la autoría; sugiere que se deben atravesar ciertas etapas hasta adquirir el derecho a firmar una identidad como autor; en cierto modo, la palabra artista se relaciona semánticamente con la idea de vocación.


  •  Sus obras tienen la fuerza mágica de una naturaleza dinámica, armoniosa y poética, que, a través de su creadora, se ve concebida y visibilizada con otro cuerpo y otro espíritu. Su pintura fluye según la va relatando, las tonalidades vuelan, sus formas son caprichosas y dejan que el color y los huecos de luz sean una claridad permanente.     


  •  Además, esas hojas acariciadas por brisas se abren paso en esos espacios, en orden a constituir refugios plásticos en los que se pueda regenerar y fundar unos nuevos orígenes y códigos, en que la inicial abstracción vaya modelando otras renovaciones.   

Nacimos en plena angustia metafísica, en plena angustia moral, en pleno desasosiego político.
(Fernando Pessoa)

URSULA VON RYDINGSVARD (1942) / LUCHARÁ CON ELLOS HASTA EL FINAL


  • Decía Alejo Carpentier que sólo los grandes artistas son capaces de crearse un mundo propio, una mitología que con el paso del tiempo se transformará en un elemento de tradición. Muy cierto.


  •  En el caso de la alemana VON RYDINGSVARD se produce, en sus obras, una maravillosa fusión entre su imaginario y el hechizo de la madera. Lo que nos lleva a una mitología muy personal y al mismo tiempo amparada por la suerte de los tiempos remotos.  


  •  Monstruos, efigies, ídolos o tótems se manifiestan con una expresión de fuerza, belicista, amenazante, como bloques o fortalezas imposibles de abordar. Y, sin embargo, nos fascinan por la magia que desprende su construcción, el misterio de su ubicación o el secreto que guarda en sus entrañas. 

 La razón es la fe de lo que se puede comprender sin fe.

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...