FRANCIS NEWTON SOUZA (1924-2002) / NO HAN SALIDO LA SOMBRA

  • El indio NEWTON sólo necesitaba cabrearse para pintar pues así no le hacía falta renegar ni blasfemar, únicamente transpirar su visión de lo humano.

  • Sus obras eran injertos de rabia caldeada por una figuración que se encendía más con el pulso implacable cromático, por las líneas consagradas que machacaban el espacio en virtud de un convencimiento de lo imperfecto y de lo deforme, expresados con la magia poderosa de un ritual arcaico.   

  • De su iconografía salían las luces y quedaban las sombras, adornaban infiernos y después adoraban sus penas, grababan sus restos y maldecían porque malditos eran. 


  • Me haces falta en la vida
  • porque no eres el pan
  • nuestro de cada día.

  • (Pedro Salinas) 

SHIRAZEH HOUSHIARY (1955) / CIELOS QUE NO ESPERAN

  • La artista multidisciplinar iraní HOUSHIARY se ha encontrado con la pintura como un estado de su espíritu, como el descubrimiento de sí misma -tal como señaló Pollock- en el seno de otro cosmos hecho a su medida.  

  • Su poderosa motriz técnica navega por unos confines que rozan lo sublime, que sutil y vaporosamente se entregan con la delicadeza de una caricia para la mirada y un susurro para la mente.   

  • Son nubes y aguas perennes que mutan, que se ufanan de un cromatismo profundo que se ajusta a un  momento determinado, al instante en que el pensamiento también es convocado por la emoción. 


  • También hay color de sí,
  • hay también color de no.

  • (Pedro Salinas) 

ARNE HAUGEN SORENSEN (1932) / YO PINTO Y LUEGO CREO

  • Con la pintura HAUGEN trató de descubrirse y manifestarse en sus más recónditas creencias y descreimientos, pues la naturaleza humana es grotesca y deforme de alma y cuerpo. 

  • Él ha buscado en el instinto esa figuración luminosa de escuetos trazos para dar visibilidad a esa indefinición religiosa y mitológica. 

  • Sus obras reflejan y representan una fuerza plástica, ferocidad, violencia y crueldad a grandes rasgos, en espacios sugeridos y conteniendo una síntesis que no necesita epitafios. 

  • Muchos, terrible unidad.
  • Ese es el cuento,
  • cuento de nunca acabar.
(Pedro Salinas)

 

ANTONIO GUANSÉ BREA (1926-2008) / ¡DEJAS DE MIRAR!

  • Decía Sean Scully que hay dos zonas de realidad: una mundana y física, en la que estamos condenados a vivir, y otra que es la del arte.  

  • El catalán GUANSÉ se negó a delimitar cada una, pues las dos se penetraban en su obra de tal manera que al final ojos, cuerpos y rostros, se fundían en el enigma de sí mismo.   

  • Y además los espacios asoman desde un penumbra abstracta de revelador cromatismo sombrío en los que se han refugiado esos habitantes que al enfrentarse con la mirada del otro que les está contemplando se quedan en silencio, pues ya lo han dicho todo con su aparición.  


  • No hay más luz que la luz 
  • que se quiere, el final.
(Pedro Salinas)

MALCOLM POYNTER (1946) / NO SON DE CONFIANZA

  • Si el acto de ver nos remite a un vacío que se nos abre, nos concierne y en cierto sentido nos constituye (Didi-Haberman), lo mejor es llenarlo.  

  • Y lo podemos hacer deshaciendo nuestra alienación sensorial, restaurando el poder instintivo de los sentidos corporales humanos y fraguando un cambio de naturaleza.  

  • Seguramente esas son las consignas del escultor inglés POYNTER a sus criaturas para la autopreservación de la humanidad, pero según los vamos contemplando la duda de que lo puedan conseguir nos queda más grabada.


  • La dilatada anchura del silencio
  •                        de silencio se llena.

  • (Pedro Salinas) 

ZHANG LINHAI (1963) / HE SOBREVIVIDO PARA CREAR

  • Fueron muchos cuerpos en uno, pero muchos sufrimientos en todos; les dejaron sin habla y en humillado silencio; al final sobrevivieron sin ser ya los mismos aunque seguirán siendo uno.  

  • La del chino LINHAI es una pintura áspera, de tiempos distópicos, clausurados, devoradores; de tierras baldías, mortecinas, sembradas con el dolor y el desgarro; de niños autómatas, hambrientos, consumidos.   

  • Sin embargo, la luz no llegó a extinguirse y permitir que quede en el olvido y desaparezca su memoria, ni que el color infunda y se haga eco y resonancia plástica de esa experiencia. Un auténtico prodigio.


  • Le basta un color solo a tanto espacio,
  •                       sin vela que disienta.

  • (Pedro Salinas) 

JORGE DAMIANI (1931-2017) / TENÍA LA MIRADA SEMBRADA DE HUELLAS

  • A la obra del uruguayo DAMIANI, tan impecable en sus planos, estructuraciones, disposiciones, y en sus contrastes ópticos y cromáticos, únicamente le cabía el signo del enigma.   

  • El espacio físico sobre la faz de la tierra es la habitación del ser vivo, su naturaleza de soledad y desesperanza, la metafísica que le condena a una esperanza perdida.   

  • Por debajo de ella se oculta su limitada simbología, en unas ruinas en la que queda y que eran sus certidumbres imaginarias, en las que creía o negaba, pero en las que nunca confiaba.   


  • Vencer es separarse,
  • ser dos, el vencedor,
  • el vencido.
(Pedro Salinas)
  •  

FELICE FILIPPINI (1917-1988) / ESCUCHO A LOS CRUCIFICADOS

  • Los cuerpos crucificados conforman una iconografía de mito y planteamiento plástico, de valores sensoriales y visiones confinadas, pero nunca malogradas.  

  • Estas obras del suizo FILIPPINI son como topografías de los huesos y de la carne cuando son sacrificados en virtud de una ofrenda despiadada de sangre. 

  • Al materializar las posturas en distintas pigmentaciones y tonalidades pretende configurar que una mirada infinita quede impresa en la forma de sus sustancia, en el poder de una eternidad que no cesa. 


  • Por ti creo
  • en la vida que está siempre queriendo
  • volverse hacia sí misma, hacia la vida.
  • Por ti creo
  • en la resurrección, más que en la muerte. 
(Pedro Salinas)

GUIDO LLINAS (1923-2005) / LO VEO SIEMPRE POR PRIMERA VEZ

  • Decía Victoria Combalía que hay obras en que uno admira la factura, la sensibilidad o la perfección técnica, y hay otras en las que se nos pone delante una visión del mundo, con un repertorio de temas, una lucha interior. 

  • En el trabajo del cubano LLINAS, se aprecia una equidistancia entre una percepción de sentimientos nocturnos esféricos, curvos, polícromos, entrelazados con unas claves que quieren ser puntos o cercos iluminados. 

  • Constituye una labor de síntesis plástica y visual que entraña la fuerza agónica de la sustancia, su implicación en la tonalidad global, con la composición de unos patrones que ensayan su propio juego de estrategias y significados.  


  • Porque la soledad es la absoluta,
  • vertical, ya sin luz, de este mundo.

  • (Pedro Salinas) 

JOHN LEVEE(1924-2017) / VEO SUS DESTELLOS Y ME QUEDO QUIETO

  • Enfrentarse a la forma, recriminarle su pretensión de dominación a uno mismo, forzosamente conduce a conminarla a ser lo que uno quiere y subordinarla al color, que aguarda en todos sus matices y con furia su desahogo y propagación.  

  • Es lo que ha hecho el americano LEVEE para no verse desbordado, para dilucidar y elaborar un espacio en el que tuviese lugar el que uno quiera y deba delatarse con la fuerza de su propia sintaxis. 

  • Y esa fue su determinación y consecución, irradiando una plástica salvaje que se empeña en que el reconocimiento sea mutuo y producto de un nexo creativo que nunca deje de ser parte de nuestro vestigio.    


  • Como pasamos juntos 
  • un día entero sin pecado alguno,
  • ningún momento nos separa ya.

  • (Pedro Salinas) 

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...