YANG SHAOBIN (1963) / LOS HE VISTO MUY DE CERCA

 

  • El chino SHAOBIN los ha visto y no ha podido borrar de su memoria sus rostros, su fealdad y monstruosidad moral y hasta física. Y nos pide que la lectura que hagamos de estos retratos sea un ejercicio activo y no pasivo. 
  • Su hacer es meticuloso, entre claros y sombras que reflejan unas facciones grotescas, y además con una poderosa capacidad plástica que permite una visión más aguda, más penetrante.
  • Aunque los orígenes de su trabajo sean marcadamente orientales, no por ello dejan de tener asociaciones y vinculaciones pictóricas con los occidentales, con la concepción y enfoque de un marco visual que nos acerca actualmente en sus propuestas e idearios.   
El día 

es tan bello

que no puede mentir;

comemos de su luz nuestro pan de verdad.


(Tomás Segovia)

JUAN FERNÁNDEZ BÉJAR (1946) / ES MI FORMA DE PERCIBIR

  • La pintura del malacitano FERNÁNDEZ BÉJAR obtiene de los magisterios renacentistas y barrocos las maneras de concebir adecuándolas a una idea actual y propia, cuya revisión cromática y esquema figurativo estático y a modo de posado alcanza unas cotas de extraordinario impacto.   
  • Esa pausa configurativa, muy meditada, arranca destellos de una superficie que hace más aguda la visión, más sugerente la definición plástica, más imaginativa y enigmática su concreción.   
  • En definitiva, un imaginario que se depura en un estilo armonioso y expresa un universo que se mide con otras medidas ópticas, con otros términos sensitivos y libres de entrar y pasear entre sus intemporales seres.  

Mi amor por los inviernos mesetarios

es una consecuencia

de que hubiera en España casi un millón de muertos.


(Jaime Gil de Biedma)

NATALIO BAYO RODRIGUEZ (1945) / TODAVÍA NO HAN ACABADO

  • Es legítimo que el aragonés BAYO acomode su mundo plástico a los acordes de un poderoso dibujo y de una estructura cromática que retoma el aura de otros tiempos, pues esa es cosmovisión a la que se ajustan las cualidades de su hacer pictórico.  
  • Quizás vea en ellos un arte que ha avanzado sin despojarse de unas soluciones que todavía, gracias a esfuerzos individuales y excepcionales, siguen vigentes y encuentran nuevas singladuras.
  • Suscitan sus obras una veneración manifiesta por un sueño que mantiene latente y no ha dejado de pertenecer a un patrimonio visual al que ha apelado para su aportación individual, para ampliar una iconografía que está  presente en todo tiempo.   

 Acaso fui yo quien te enseñó.

Quien te enseñó a vengarte de mis sueños,

por cobardía, corrompiéndolos.


(Jaime Gil de Biedma)

SILVIA CALMEJANE (1965) / DESEAN CORONAS FÚNEBRES

  • Sí, cierto, que este tratamiento estilístico tiene antecedentes y además muy sonoros, pero a la francesa CALMEJANE le dota de sentido el volver a configurarlo como un hacer visual transgresor pero capaz de arrastrar el pensamiento. 
  • Son como pensamientos rotos y remotos, primitivos, que demandan una piedad estética antes de que el desgarramiento y la desolación dejen a la humanidad buscando ciegamente a otros ídolos.
  • Sus obras son precisamente esos ídolos que se habían perdido entre las calles de una urbe visionaria, que habían castigado la impiedad y decrepitud con su ausencia y que ahora esta artista vuelve a consignarlos como en plena celebración vital.   

 La saciedad más absoluta

es siempre, apenas, el principio.


(Eduardo Lizalde)

VICENTE ARNÁS LOZANO (1949) / SOY CADA UNO DE ELLOS

  • Al contemplar estas obras es como si el tiempo hubiese dado la vuelta y ya no fuese el mismo, ni siquiera que importase. Lo fundamental es que las imágenes no salen al paso en un espacio que como receptores nos desdobla, estamos dentro y fuera, buscamos su intimidad y al mismo tiempo tememos que nos hayan transportado a otra era misteriosa.   
  • Que Francastel haya dicho que en la pintura el ojo concilia ligeras diferencias entre la definición de las formas mediante el trazo o los contornos y la definición de las formas mediante el color, ya tiene una significación relativa cuando estamos ante una visión como la que nos ofrece el madrileño ARNÁS.  
  • Toda una historia de la pintura está resumida en esas imágenes que forman parten de un imaginario humano que no ha renunciado a amparase en ellas para reflejar su propia condición dentro de otros órdenes y perspectivas, otras inmensidades, otras constelaciones, otros orígenes, otras mentes y pensamientos.

 

La soledad hambrienta devoras las figuras.

(José Ángel Valente)

BLESSING NGOBENI (1985) / DRAMA ENTRE CENIZAS

  • El arte africano actual está transformando rápida y radicalmente los procesos tradicionales estéticos para ajustarlos a una realidad que se impone de manera tajante a ese yo creador que ha de enfrentarse a un medio frecuentemente hostil.  
  • Pero el sudafricano NGOBENI, nacido en Tanzania, no se ha amilanado por esas circunstancias y ha emprendido una senda en el que la individualización plástica de su quehacer, a través de sus diferentes tratamientos cromáticos y su grafía demoledora, brinda una obra que se estructura como una saturada síntesis visual.   
  • Se descubre en ella un sentido flexible del espacio, una figuración que se expande y al mismo tiempo se comprime, una significación que fluye entre historias colectivas y un mismo espíritu para una historia totalizada, entre encuentros y hasta alucinaciones.  

  • Pero ellos -mis antepasados- si estaban aherrojados por rigideces inmemoriales en punto a espíritu eran elásticos, raudos y seguros de cuerpo..
(Rafael Cadenas)

VICENTE AMEZTOY OLASAGASTI (1946-2001) / LAS INFINITAS SENDAS

  • Señaló Giulio Carlo Argan que desde hace un siglo el arte figurativo, y en especial la pintura, se ha orientado preferentemente hacia el análisis de la visión, y en particular del color, tomado como dato esencial e inmediato de la percepción.
  • Visiones son las que tuvo el vasco AMEZTOY que en sus obras quedan patentes como encuentros iluminadores de una realidad que tiene en su entorno, en su geografía y demografía, las imágenes infinitas de un retorno al sueño.  
  • Su pintura constituye, por su creatividad y alquimia, una culminación consagrada a la leyenda, a la creencia de una existencia que deambula por el cosmos y que a través de él nos ha acompañado con esa sintaxis formal y cromática que embriaga la inquisición de la mirada.     

 Es en el Caribe

donde nadie puede lagrimear

y absolutamente todo importa.


(Francisco Urondo)

YANG SHAOBIN (1963) / LOS HE VISTO MUY DE CERCA

  El chino SHAOBIN los ha visto y no ha podido borrar de su memoria sus rostros, su fealdad y monstruosidad moral y hasta física. Y nos pide...