DOROTHEA TANNING (1912) / REHACERES

  • Rehice mi tiempo y mi mundo en otros cosmos y conforme a otras dimensiones. Son fantasmas que heredé y me pusieron en los ojos la plenitud de su pintura. No obvié los trámites, antes necesitaba pulirlos con la magia técnica de la quimera.
    • Y cuando llegó la singladura, la norteamericana TANNING, compañera y cónyuge de Max Ernst, concibió la forma de llevarla a cabo, configurarla desde la vertiginosidad que le es propia, suya y festejada.

      • A nosotros, espectadores, nos transmite los acordes de unas melodías visuales que completan escenarios y espacios en los que percibir matrices y destinos. Todo encuentro sobre sí misma resulta una confrontación desnuda que se plasma con una infinita sensualidad, en la que la representación se vacía en éxtasis de deseos imposibles, que también son los de todos. Pero por ese motivo, únicamente por él, nos los ha dejado ver.


        • Redondo el hombre, egocéntrico como un paraguas radiado en ásperos cuchillos, espera en su furioso girar clavar y desmenuzar a Dios (Alberto Vigil-Escalera).




GOLUCHO (1940) / AMANECERES SIN LUZ

  • Lo real ha sido descompuesto y vuelto a recomponer. Y los valores espacio-temporales, densamente plantados, serán una evidencia para la persecución del dolor, la humillación, la soledad, la vejez, la tristeza y la fealdad.

    • Estamos atados y nos hundimos en la visión de cada imagen, cada detalle es un recuerdo, una experiencia, la férrea desnudez de una presencia compleja abocada a la muerte.
      • Si este virtuosismo plástico nos da un hecho cierto es porque el tiempo de la memoria no ha concluido. Y tampoco el de unas sensaciones ópticas fijas en la verdad de la carne y en la impotencia con que se va consumiendo.

        • Para este artista madrileño, GOLUCHO, no hay nada tan sublime como los cuerpos que confiesan, son sabidurías ya agotadas y su vida se les escapa a lo largo de espacios corroídos y anónimos. Habrá miles, millones, pero para él son unos pocos, concretos y difíciles de amar por estar vencidos, rotos.

          • Pensar que es un simulacro de formas es lo paradigmático, percibir que es la configuración de una finitud es ahora la circunstancia de cada día.

        • Los renglones me dan sed de líneas destiladas,
        • las impurezas me pringan el pergamino,
        • todo es duelo de alborozo.
        • Santuario templo en mármol blanco,
        • mira la geografía, soto, cumbre, diáfana esfera azul,
        • soplo de pancartas, necesidad de hemorragias,
        • pura operación de halagos a las formas muertas.
        • (De José Luis Álvarez Vélez).







BERNARD HEISIG (1925) / TURBAMULTA

  • ¿Cómo es eso de concentrar tantos desórdenes en tan pocos espacios? ¿Cómo es que esas presencias isócronas son tan delirantes pero verdaderas?
    • No sé si es suficiente responder que ha de tratarse de un enjuague polícromo que no escatima en manifestarse con la mayor agudeza y en dar forma a las claves de asonadas que ya se hacen sin clarín y corneta.

      • Se reivindica la antiproclama del siglo XX, el retorno del ángel de cabeza negra y no dejar que la superficie quede vacía ante tanto muerto con altavoz de ultratumba. Por consiguiente, para ser una ficción airada de personajes, situaciones, objetos y paisajes, la concreción plástica es una exacta fisonomía de tiempos, memorias y sensaciones pictóricas.

        • El alemán HEISIG, de la Escuela de Leipzig, ha levantado tránsitos desde el cielo hasta al infierno, desde la derrota o el fracaso al sufrimiento. Es un debe que no tiene haber o incluso viceversa. En definitiva, la suerte está echada y la clarividencia consiste en presentarla bajo la ofuscación y la internacional del desencanto.

      • Si nos sustraen todos los espejos,
      • aún nos queda la noche para vernos.
      • Confidentes nos traen de sus manos el alba
      • en forma de doncella.
      • (del poeta cubano Carlos Galindo Lena).






DEARTE

  • La X Edición de DEARTE sabe a poco, a muy poco. Según entras, vas mirando y cuando te quieres dar cuenta estás en la salida. De todas formas, es interesante en la medida en que no busques lo que no hay: rupturas, cósmicos visionarios, sorpresas mayúsculas, excitaciones de toda naturaleza, incitaciones de más, provocaciones, alborotos (excepto en el caso de JESÚS AZOGUE, claro exponente del arte de los nuevos medios). Las líneas por las que discurre son las mismas que tradicionalmente tienen ya asentadas y que se consolidan en función de un público fiel y afín a las características de este tipo de muestras.
    • En estos sistemas interpretativos que los artistas se esfuerzan en materializar hay mayores o menores aciertos en la aplicación y en la transmisión, sin duda, pero hay obras como las de ABEL CUERDA (en una etapa más luminosa pero sin apartarse de su formulación matérica), LÓPEZ HERRERA o CHARLOTTE GUIBÉ (magnífico espacio de fronteras inimaginables), que son acreditadoras de atención especial.

      • También lo son los trabajos de JAVIER DE LA ROSA, JULIÁN ORTIZ (abordando cuerpos que le ha prestado Giacometti para que haga lo siguiente, si es que puede) y JUAN JOSÉ VICENTE.



        • Y meditando superficies muy polícromas se encuentran piezas de ALFONSO DE LA VEGA y SPARDO, sin olvidar a PEDRO VARELA.



          • Al margen de estas menciones, hay que decir que también se hallan otros autores ya muy conocidos e históricos y que asimismo las repeticiones de un año para otro es una constante.

        • En resumen, estamos, como decía Duhem, ante ciertos espíritus que tienen una maravillosa aptitud para traer a su imaginación un conjunto complicado de objetos dispares; los captan de un golpe de vista, no vago ni confuso, sino preciso y minucioso; cada detalle claramente percibido en su lugar y con su importancia relativa.

        Reproducciones de obras de GUIBÉ, JULIÁN ORTIZ, JUAN JOSÉ VICENTE, JAVIER DE LA ROSA y SPARDO.







JUSTMAD2

  • Hay un arte emergente que se quedará en eso, en lo que no ha sido y nunca llegará a ser, en confusa deliberación de si las migajas han de repartirse y conforme a qué participación de unos y otros, de ser posible un consenso bajo sones milagrosos .
    • Esta feria pretende sin más lo que sin más pretende, y quizás sea mucho, no lo sé, pero a priori es un espectáculo de carencias tan concretas como solidarias, no estaría bien decir que no a unas esperanzas que posiblemente nacen para estar frustradas si después hay cena y baile.

      • Me amparo en lo que escribía Francastel respecto a que el proceso del arte no consiste en ordenar elementos captados por los sentidos en un momento y desde un ángulo de vista dados, sino en concretar imágenes, es decir, sistemas estructurados donde se asocian elementos del presente, del pasado y del futuro, de lo real y de lo posible, del lugar visible y de los lugares virtuales. Y para eso todavía le falta mucho.



        • No obstante, mencionemos a RADIGALES (variables cromáticas), LUCADAMO (una ferocidad impostada sin cuento que acunar), JOSÉ LUIS SERZO (un marchamo mercachifle, apocalíptico, visionario y desternillante), ANDREA SPIGA (amores crudos) y GERMAN GÓMEZ (nadie mejor para una cirugía).

      • Reproducciones de SERZO, LUCADAMO, SPIGA y RADIGALES.





ART MADRID 2011

  • De visita en la sexta edición de la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Todos los que estaba eran los que tenían que estar, esa gran mayoría que constituye la historia del arte del siglo XX español. Por lo tanto, no voy a citarlos, ya sabemos quienes son.
    • Lo que he buscado en esta ocasión -realmente no es así, es en casi todas las veces que tuve la oportunidad de acudir- se centraba más en obras desconocidas o no tan notorias, por lo menos en lo que a mí concierne. Considero que no había tantas como podía suponerse, aunque no por ello puedo dejar de mencionar al cubano DÍAZ SOSA ( del que ya he hecho un comentario en este espacio), JUAN LUQUE, KEIXETA y RAFA MACARRÓN.

  • En otro orden de significaciones no podemos omitir a IGNACIO ESTUDILLO (gran retrato con unos blancos que marcan rangos y ascendencias), CARLOS MONDRIÀ, ALEJANDRO MARCO MONTALVO y DANIEL SUEIRAS (para mí una de los trabajos más señalados de eso de que lo pomposamente podríamos denominar posmodernismo español).



    • Tampoco pueden faltar las referencias a KEPA GARRAZA, LITA CABELLUT, SAMUEL SALCEDO y GOLUCHO, que hacen posible conjuntamente con los anteriores ese progreso artístico desde horizontes abiertos, susceptible de cambio hasta el infinito y libre de todo prejuicio .



      • Y no podía dejar de aludir a la presencia de una representación del CONSORCIO GOYA-FUENTEDETODOS por su empeño en construir desde una tan plataforma tan humilde una más que demostrada oportunidad de otro importante centro de arte. Mi más sincera felicitación.

    • Por último, después de pedir disculpas a los que se consideren olvidados, que nuna ha sido esa mi intención ni mucho menos, solamente me resta recordar lo que afirmaba Roger Scruton:
    "La originalidad no consiste en un intento de capturar la atención a toda costa ni de escandalizar o inquietar con el fin de eliminar la competencia del mundo. Las obras de arte más originales pueden surgir de la aplicación genial de un vocabulario conocido por todos........Lo que las hace originales no es el desafío que suponen con respecto al pasado o su violenta agresión a las expectativas establecidas, sino el elemento de sorpresa del que revisten las formas y el repertorio de la tradición. Sin ésta nunca podrá existir la originalidad, pues constituye la piedra de toque que ayuda a que se perciba como tal".

    • Sabias palabras.

    Reproducciones de obras de MACARRÓN, KEIXETA, LUQUE, ESTUDILLO y MONDRIÀ.







JAUME BEGUÉ / CAMBIO DE MARCHA

  • En mi post dedicado a este gran artista leridano, buen amigo, en Diciembre de 2009, hablaba de la opción de BEGUÉ de hacer y oficiar de hechicero cuando elegía las piedras como sus interlocutores nigromantes.
    • Ahora, hoy, se ha pasado al hierro y ya las confrontaciones tienen otro viso, otro ángulo, otra reconversión y hasta otros espacios y memorias.

      • Geometrías de planos que se superponen como guillotinas o las que hacen de guardaespaldas de unas siluetas que se retuercen libremente en su ansia de flotar por encima de su base. El pensar alado de la sustancia mineral ha dejado sitio a la fórmula pesada, más retórica, rigurosa y potente de la plancha, la bola y el grillete.


        • Es un estadio de su creación en que el autor se enfrenta a la confiscación de nuevas formas y materias con el fin de que le den oportunidades de un inicio en la masticación del desarrollo de los siguientes diálogos.

          • Estas piezas son una señal y el espejo de una práctica firme, segura, que toma del material la inflexión y poesía que necesita. A medida de que lo vaya consiguiendo, la obra será más grande, tendrá más proyección y ya no será cuestión de límites.

          • Si nos sustraen todos los espejos
          • aún nos queda la noche para vernos:
          • exactos,
          • tan sólo limitados por la muerte.
          • (Del poeta cubano Carlos Galindo Lena).





JOAN MITCHELL (1925-1992) / DERROTEROS MARCADOS DE UNA VIDA

  • No podíamos dejar a la norteamericana MITCHELL sin un confesionario abierto, sería una crueldad idéntica a la que se infligía a la hora de esa acción física que penetra hasta el último poro del lienzo.
    • Las fuerzas emocionales se desatan en esta muestra de expresionismo abstracto, tanto como se ponen de manifiesto los resortes de un caos penitente, aderezado de tensiones internas que arrasan cuando no tienen candados.

      • Lo abstracto es múltiple, reproduce, fajándose lo que sea necesario, infinitas dimensiones, equivalentes a infinitos egos, estén o no superpuestos. También origina genealogías cromáticas, no con ánimo de descendencia sino como muros en los que se apuntan el debe y el haber de las lamentaciones.


        • Pero tan cuantiosos recorridos se perderían si el proceso en sí mismo no fuese una matriz que estableciese la configuración nuclear del ser, el vacío y la duda. En cada trazo de adivina esta trilogía englobadora de tiempos, historias y espacios, pues emana de ella, de su expresión pictórica, una realidad que informa e invita al espectador, que vacila entre la sospecha y la indefinición.

          • Troncos, raíces y ramas bastan a la naturaleza para construir un caballo. Caballo-vegetal que sólo espera abrevar en el hombre para vivir (Alberto Vigil-Escalera).





GIACOMO MANZÙ (1908-1991) / ¿QUÉ HAY DEBAJO?

  • El italiano MANZÙ poseía el sentido de la cualidad escultórica como una botella de culo ancho, en el que se encerraba una irónica entelequia abrigada para no enfriarse con la gelidez vaticana del submundo.
    • Estos iconos, que son como helados invertidos, devienen continentes de escaso contenido, aparentan ropajes talares cardenalicios cuando son frascos en los que conservar un ideario rancio, monolítico, con más base en los territorios terrestres del poder que en los confabulados como espirituales.

      • Como que en los cerebros de esas pequeñas cabezas hieráticas residen las matrices de los gruesos tentáculos corporales que necesitan mantos y capas donde ocultarse. De frente, tal como ha querido situarlos, ya no mienten, sólo se aferran, porque no pueden perder pie en lo suyo, de ahí esas amplias peanas.


        • Considerado como el escultor más reputado del siglo XX en Italia, su perspectiva visual es la síntesis misma de un pensamiento abierto, enfocado como el signo de una trascendencia no sellada ni sacralizada.




          • No te perdonó el mundo que fueses capaz de vivir sin, como todos, transportar sacos llenos de piedras. Hay gentes, Alberto, bien lo sabes, para los que sólo las montañas son construcciones (Tomeu Pons a Alberto Vigil-Escalera).




WILHELM LEHMBRUCK (1881-1919) / PENSAR ES CRECER

  • Señalaba Henri Laurens que en una escultura los espacios deben ser tan importantes como el volumen. En esencia, la escultura consiste en apoderarse del espacio, de un espacio circunscrito por formas.

    • En el caso del alemán LEHMBRUCK parece que esa ocupación es además del propio, el nuestro, el que tomamos como espectadores y nos suscribe como tales, el que tendríamos que compartir para crecer pensando esperando o sin desesperar.
      • En el fondo turbio de su época, el hombre no sabe como enfrentarse a sus propios demonios, a pesar de que cavila en todas las posturas y éstas se hacen más largas, más prolongadas, a fin de que las ideas y reflexiones se estiren e inyecten cordura en sus cuerpos.


        • Sin embargo, el desconsuelo es patente, la inmovilidad es derrota, la desnudez rendida más que rota. Los silencios que acompañan a las figuras también son elementos y ámbitos espaciales y del entorno, tanto que sin ellos se verían huérfanas de condición y sustancia.

        • Y de paso, las soledades sin vestidos que colocar y exhibir son las perfectas sombras de una angustia que se desarrolla en la inercia de cada miembro. Por tanto, la mirada que les dirigimos ya no nos deja ser la de un observador neutro.

        • Las palabras se desdoblan, se retuercen y son una y millones. En cada grano de arena se graban y siendo tantas se hace una sola. De pronto la mano del mar lo borra todo. Cesa el baile. Y nada ya. Únicamente el vacío (Alberto Vigil-Escalera).




FRANCIS GRUBER (1918-1948) / MORIR ENTRE DOS GUERRAS

  • Una opción para la contemplación de la obra de este artista francés, fundador del nuevo Realismo, podría ser la propuesta por Magritte:
  • "La gente que busca significados no capta la poesía y el misterio inherentes a la imagen....las imágenes deben verse tal como son".
  • Y en este sentido es cómo ese engranaje interior de la psique individual o del alma del mundo está soberbiamente expresado. Observamos esa inmensa soledad de la derrota y comprendemos. Esa inmensa destrucción y entendemos. Y esa maloliente mortandad y discernimos. Pero el conjunto no lo asimilamos sino desde la emoción compenetrada, solícita, hallada sin buscar.

    • Detrás del quehacer de ese autor desaparecido en plena juventud hay todo un memorial de conocimiento existencial, un recuento de destinos aciagos, una historia desgraciada de lo que no nació para ser así representado.



      • Sin juguetes rotos no tendríamos una finalidad, parece ser, es nuestra determinación y fatalidad, fuerzas que en estas pinturas simulan que bostezan ante sus efectos, aburridas de que el mecanismo indeseable sea siempre el mismo.

    • Vomité tragando vida,
    • hice un sobreseimiento con laude,
    • miré rompiendo claridades, vi que
    • lo siguiente era existencial.
    • (De mi amigo, el artista y también gran poeta Álvarez Vélez).





MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...