PEDRO MUIÑO (1954) / SON TEMBLORES QUE SIENTO

  • Si el arte tiene un propósito es el de rememorar otro orden de realidad, otra cosmología, otro sincretismo, más allá del mundo material.   

  • El gallego MUIÑO se ha enfrentado a ese reto, ha recurrido a su imaginario y a su hallado vocabulario, y ha conseguido que el ansia de plasmar lo interno sea hecha verdad, poesía que va al encuentro y emana signos del vivir y del sentimiento.   


  • Ahora estoy de nuevo desnudo.
  • Desnudo y desolado
  • sobre un acantilado de recuerdos;
  • perdido entre recodos de tinieblas.
(Hérib Campos Cervera)

NOEMÍ RUIZ (1931) / ME BASTA ÚNICAMENTE CON LA ACTITUD DEL COLOR

  • La puertorriqueña RUIZ deja atrás lo sabido para indagar a fondo en la relación entre ella misma y el arte con el fin de estar libre de toda suposición.

  • Y los resultados son claros: se mueven en una abstracción dinámica que está continuamente reconstruyéndose mediante líneas fugaces y colores vivos.   

  • Hay en sus obras una energía interna que goza creándose, surcando el espacio, entrando y saliendo de él, contemplándose según va generándose y transformándose.   


  •  Si pregunta por mí, di que me he muerto
  • y que me pudro bajo las hormigas.
(Emilio Ballagas)

ADAM ROSS (1962) / TRAZO LO QUE VEO EN EL PENSAMIENTO

  • El arte, al mismo tiempo que desordena nuestros sentidos y nuestros conceptos, los agudiza para dar lugar a nuevos órdenes que desbaratar

  • Pero el americano ROSS traza en sus espacios un orden con el fin de que las formas se encadenen y se concentren sin perder su autonomía, confiando en que la voluptuosidad cromática las ilumine. 

  • Al final constituyen arquitecturas singulares, volubles, brillantes, que sintetizan y articulan un universo que han creado para ellas.  


  • Yo soy el sexo de los condenados.
  • No el juguete de alcoba que economiza vida.
  • Yo soy la amante de los que no amaron. 
  • Yo soy la esposa de los miserables.
(Manuel del Cabral)

CARLOS MONGE (1960) / ¡CALLAROS!

  • Si tenemos que dialogar con las obras que nos propone el argentino MONGE, la conversación visual no puede haber previsto todos los derroteros que va a seguir. 

  • Sus cerebros, perfectamente dibujados y refulgentes, no se delatan, guardan silencio y únicamente se dejan ver para enseñarnos su masa encefálica.

  • En el fondo el autor nos incita a una reflexión plástica que encierra un enigma tramposo o un juego de ideas que se transmiten sin apenas pronunciarse. 


  • El cielo se derrite rodando por tu espalda:
  • llanto de espinazos, diurno de trabajo,
  • pero oscuro de sueldo.
(Manuel del Cabral)

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

  • Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subjetivo) y sus relaciones así lo hacen. 

  • La japonesa SATO encierra su significado en sus instalaciones de superficies metafóricas y terrestres, porque es con el que se cruza constantemente a lo largo de su vida y realidad. 

  • Pero eso no impide que su construcción estética tenga una significación medida desde todos los ángulos de la visión y la plasticidad, en aras a una proyección que no presagie extinciones de fuego y barbarie y proteja a una humanidad empeñada en condenarse. 


  • Todo lo que dice algo ya está dicho:
  • sólo nos queda el aire y su capricho
  • de vagos sones que se lleva el viento.
(José Coronel Urtecho)

MATTHEW MONAHAN (1972) / EL QUE LOS MIRE PUEDE YA ESTAR EN OTRA ESFERA

  • Cuando nos situamos ante estos estos rostros y cuerpos nos da por pensar lo mismo que Gerard Vilar respecto a que el significado es un proceso complejo en el que interactúan el mundo objetivo, el mundo social y mi yo subjetivo.   
  •  

  • Pero sus facciones, las que una a una cinceló el americano MONAHAN, son la expresión de una petrificación interna que los va desfigurando y sometiendo a la acción destructiva de la piedra.

  • Son nuestros espejos y con ellos puede llegar todo lo imposible y no perecer, todo lo improbable y continuar hieráticos para no desgastar al tiempo.


  • Todos hemos ido llegando a nuestras tumbas
  • a buena hora, a la hora debida,
  • en ambulancias de cómodo precio
  • o bien de suicidio natural y premeditado.
(Salvador Novo)

JARMO MÄKILÄ (1952) / ¿QUÉ HACEMOS?

  • La obra del finlandés MÄKILÄ, con una figuración enloquecida, es tan simbólica que el receptor se pierde dentro de ella.   

  • Goza mostrando una plástica muy elaborada con el fin de dejarnos con la visión a pie de tierra y desligando mensaje y su delirio.

  • No le importan signos ni conceptos sino que los significados sigan postulándose como una humanidad que está perdiendo el sentido ontológico de lo que le rodea.     


  • A lo sonoro llega la muerte
  • como un zapato sin pie, como un traje sin hombre,
  • llega a golpear con un anillo sin piedra y sin dedo,
  • llega a gritar sin boca, sin lengua, sin garganta.
(Pablo Neruda)

LEONARDO DREW (1961) / NO SON MUROS

  • El arte no se pliega jamás a un contexto y un uso, es siempre obra abierta y, por tanto, abordarla ex experimentar las posibilidades de la experiencia. 

  • El americano DREW recoge una materia informe y la va encajando y ensamblando, pero de acuerdo con los parámetros formales que ella demanda para construirse su hábitat. 

  • A partir de ahí, su manifestación toma y consolida derroteros en los que plantea el prodigio de unas hipótesis que quedan em manos del espectador, tanto en su dimensión estética como en su orden de significados. 


  •  Para hacer esta muralla,
  • tráiganme todas las manos:
  • los negros sus manos negras,
  • los blancos, sus blancas manos.
(Nicolás Guillén)

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...