ED MOSES (1926-2018) / SEGUIRÉ PINTANDO DONDE ESTÉ

  • El americano MOSES escribe y se confiesa con la pintura rebosante de color, de lucha y vuelo de trazos, de introspección en un espacio que podría prolongarse indefinidamente.  

  • El revestimiento cromático, de una ferocidad y fertilidad inagotable, se manifiesta con una densidad, profusión y diversidad imperativas para liberarse.   

  • Hay un sentido plástico y poético que succiona y absorbe, que atrae y devuelve, que desinhibe y conecta, que es angustia y refugio, que es un andar al borde de uno mismo.    


  • Eternidad, tus signos me rodean,
  • mas yo soy transitorio:
  • un simple pasajero del planeta.
(Jorge Carrera Andrade)

NORBERT BISKY (1970) / ¡LIMPIAD EL MUNDO!

  • Dice Charles Harrison que el desarrollo de la pintura moderna es un concepto sostenido por la creencia de que existen dos clases de espacio pictórico: el espacio óptico y el espacio ilusorio o imaginario, los cuales se autoexcluyen mutuamente. 

  • La obra del alemán BISKY no entra en esa polémica y utiliza patrones de la época de la RDA para darles la vuelta y mostrarlos a ellos, jóvenes, cabreados, inquietos, enmascarados unas veces, revoltosos, sin dar tregua en sus movimientos o posando para marcar límites.   

  • El revestimiento cromático se hace con destellos para que la figuración sea más emblemática y ostensible, que ofrezca la dimensión de un acontecimiento irrepetible en el espacio.  


  • La guitarra es tan solo un ataúd de canciones
  • y se lamenta herido en la cabeza el gallo.
  • Han emigrado todos los ángeles terrestres,
  • hasta el ángel moreno del cacao. 
(Jorge Carrera Andrade)

THOMAS PALME (1967) / NO OS DEJARÉ SALIR HASTA QUE ME PIDÁIS PERDÓN

  • Ni a Dios ni al Diablo, me quedo en medio dibujando en un mundo cada vez más espeso, más distópico, enfangado y contaminado.

  • Mis obras no respiran sensibilidad iluminativa, sino bendiciones que se condenan sin llegar a ser santas. Al fin y al cabo me producen encrespamiento al perfilarlas.  

  • Pero son juiciosas, saben esperar a que el que las contempla se sienta afín a ellas y las permita acompañarle a un infierno que hace de cielo y el fuego es un caudal de vino permanente. 


  • La abstracción muere en un segundo:
  • sólo basta un fruncir del ceño.
(Jorge Carrera Andrade)

ARTHUR UNGER (1932) / EL COLOR DEL FUEGO

  • Está dicho. Una lista preliminar de categorías sería forma, superficie, color, profundidad, trazado y punto de vista. Cada una de ellas puede encerrar así otras categorías más específicas, que vendrían a ser algo subsidiario de las primeras. Pero una cosa es plantear las categorías apropiadas y otra aplicarlas. 

  • El luxemburgués UNGER, para acometer su obra, no ha reparado em otro factor que el de la búsqueda del instrumento adecuado, el soporte y la tinta.  

  • Es así como sus piezas han adquirido una dimensión cosmográfica fértil en texturas, en trazos, en manchas, en densidades matéricas y cromáticas que revelan un profundo enigma en su conformación y resultados.   


  • Bienvenido, nuevo día:
  • Los colores, las formas
  • vuelven al taller de la retina.
(Jorge Carrera Andrade)

WILLIAM COPLEY (1919-1996) / AHORA QUE YA NO ESTOY NO QUIERO QUEDARME INCOMUNICADO

  • Decía Patrick Heron que parecía existir, en este mundo peculiar (yo lo definiría de otro modo), una desaforada pasión por hacernos olvidar que el arte pictórico es esencial y fundamentalmente visual. 

  • La obra del americano COPLAY emplaza esa visión como un singular juego de humor y sátira, de erotismo, gloria y genuflexión. 

  • Su pintura es un escenario en el que la condición plástica estructura el espacio de manera desinhibida, calculada, imaginativa, con un cromatismo que arroja tanta luz como deseo de exhibir.  


  • No deseo tu cuerpo aunque lo miro.
  • Cambio tus labios por tu destino.
(Guillermo de la Cruz)

ALEX COLVILLE (1920-2013) / YO NO PINTO MEDIODÍAS

  • El pensamiento tiene una identidad plástica, pero en el caso del canadiense COLVILLE es desesperanzada y desesperada en un silencio que trae ecos de muerte. 

  • Una obra encarnada más que nunca en la metafísica existencial, en el hombre que ha sido arrojado a un mundo con un abanico de posibilidades que se van cerrando implacablemente.  

  • Su estructuración formal está basada en un cromatismo tan pálido como los seres que representan un abismo, el que únicamente necesita pensarlo, dispararlo y enterrarlo.   


  •  La niña entre alabanzas amanece:
  •       cantado es su verdor,
  •        increíble su muerte.

(Leopoldo Marechal) 

SCOTTIE WILSON (1891-1972) / SON MIS SECRETOS

  • Autodidacta, chatarrero, comerciante, marginal, si, tal como el escocés WILSON, está dotado de capacidades, creatividad y energía mental, estamos ante un artista en todo el sentido de la palabra. 

  • Si Dubuffet y Picasso fueron empedernidos coleccionistas de sus obras es porque su inspiración y dicción eran pura magia encerrando sus grandes secretos. 

  • Y si tenía un sentido plástico que parecía innato es porque llegó a cultivarlo incasablemente, obsesionadamente, enajenadamente. Hasta poder considerársele un virtuoso.


  •  En las tinieblas infinitas un gran misterio abre las alas
  •        para siempre.
  • Y en el abismo solitario todas las formas del olvido
  •         están presentes.
(Francisco Luis Bernáldez)

CHRISTIAN ATTERSEE (1940) / ME ESCAPO DE LA SOLEDAD METIÉNDOME DENTRO

  • Decía con gran acierto Bloch que el arte es un laboratorio y, en la misma medida, una fiesta de posibilidades desarrolladas.  

  • El austríaco ATTERSEE, en su pintura, se encierra en su propio caos de color y formas, les sirven como refugio y traslado a otro hemisferio.   

  • Se sugieren sueños y fantasías, existencias y naturalezas físicas, vegetales, animales, pero en un torbellino que no las determina ni concreta, sólo las deja discurrir como una declaración de lo posible aunque sea imposible.  

  • Manos de viento nos golpean el corazón y nos oprimen
  •     la garganta.
  • Sólo este mar que nos contempla sabe medir la soledad
  •      de nuestras lágrimas.
(Francisco Luis Bernárdez)

 

JUAN CRUZ (1929) / LAS OBRAS SE ESTÁN QUEDANDO SIN TIEMPO

  • Escultores como el madrileño Cruz tienen muy claros sus conceptos espaciales, su forma de hacer y construir, sus metas respecto a esas obras que son como iconos que la modernidad necesita para dar dimensión a nuestra propia realidad.   

  • Él, en su capacidad creativa, es fiel ejemplo de lo que decía Dewey respecto a lo de convertir materiales tartamudos o mudos en una experiencia ordinaria, que nunca acabará siéndolo por su carácter trascendente y elocuente.  

  • En definitiva, lo que el artista consigue es una metamorfosis en que la experiencia de lo ordinario sea un vehículo plástico de lo extraordinario, una presencia que está destinada a ser pensada y percibida como un ojo del tiempo hablando al espacio.    


  • Esa conformidad es la consigna
  • que hasta la sepultura lo acompaña,
  • pues quien quería toda la montaña
  • con un puñado suyo se resigna.
(Francisco Luis Bernáldez)

LOUISE BONNET (1970) / NO HAN PASADO POR EL CIRUJANO

  • Si el sueño es el modo de ser  y conocer la realidad misma, cuando me desperté y vi estos cuerpos ante mí, volví a sumergirme pero esta vez en una pesadilla.  

  • Y durante esa pesadilla me pregunté que si la realidad tenía un carácter surreal, monstruoso, grotesco o esperpéntico, entonces es que esa misma realidad es sujeto y espectadora de sí mismos en la actividad pictórica.

  • La suiza Bonnet, con una enorme capacidad plástica, encontró la medida de su visión, la ajustó a los parámetros de un mundo de cromatismos y formas sin regenerar, sin ruegos y compasiones, sin tormentos tampoco. En definitiva, una especie sin linaje que solamente confía en la artista que la creó.  

  • Hora del desvelo.
  • Insomnio de la luna nueva.
  • Negra noche del mundo.
  • Estuve aquí antes para arrebatarme el sueño.
(Guillermo de la Cruz)

 

MAINA-MIRIAM MUNSKY (1943) / SOLAMENTE FORMULO

  • Decía Antonio Saura que ser un buen dibujante no es acercarse a la perfección imitativa tanto de lo real como de lo surreal. 

  • Sino lograr una línea inventiva y por lo tanto un dibujo creativo, imperfecto, pero vital, tembloroso y fluido, algo así como la vida misma.

  • Las obras de la alemana MUNSKY son la vida misma en su embrión, en el misterio ondulado de una carne que envuelve y al mismo tiempo se abre, se regenera y busca esa simetría imperfecta de lo que será un ser condenado al tiempo y consagrado al retorno.      


  • No está mi mente ordenada.
  • Se me ha olvidado algo
  • que no tenía palabra.
(Guillermo de la Cruz)

LADISLAS PIERRE KIJNO (1921-2012) / ENCUENTROS SIN DESPEDIDAS

  • No sé quien decía que desde 1950 la actividad pictórica acusa tal complicación que es bien excusable perderse en ella. Y tanto es así que a partir de entonces tomó una pluralidad inabarcable. 

  • Si posamos nuestra mirada en la obra del polaco KIJNO detectaremos que de una conformación con unos patrones muy significados, los módulos nos hacen caminar y pensar en redondo.  

  • Pero prevaleciendo ese cromatismo negro que encaja con la forma y el pensamiento, y con la revelación de un concepto plástico en perpetua construcción.

  • Trópico para qué me diste
  • las manos llenas de color.
  • Todo lo que yo toque
  • se llenará de sol.
(Carlos Pellicer)

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...