CLARE PRICE / ES MI POESÍA

  • Sustancia lacrimosa que puntúa y acentúa, que empapa con frescura y sin densidad, que moja y llama a la vida y a la poesía, que es tímida, íntima, susurrante y versátil. No es dura, es sensual y emotiva, huidiza y con un halo de brisa que recita y pronuncia.
  •  La plástica de la británica PRICE es el resultado de una investigación minuciosa en busca de una rima que desvele su talante lírico y mesurado, inclinado a la reflexión y al sentimiento sobre una superficie que traslada al ámbito de su pasión.  
  •  Las finas pinceladas, los fondos, los puntos, forman parte de una ficción que expresa ternura y sensibilidad, también un enigma que se esconde detrás, y que es confesión de lo perecedero, de lo fugaz, del sueño que acaba y se va desmaterializando.
  • Agrio está el mundo,
  • inmaduro
  • detenido;
  • sus bosques
  • florecen puntas de acero;
  • suben las viejas tumbas
  • a las superficies;
  • el agua de los mares
  • acuna casas de espanto.
  • (Alfonsina Storni)

ARIK BRAUER (1929) / BUSCAR EN MÍ

  •  Se ha etiquetado a la obra del austríaco BRAUER como realismo fantástico, y es que parece ser que ningún pintor puede escapar a una catalogación. Se quiera o no, cada pintor ha de aguantar su correspondiente "ismo". Aunque en este caso es más que todo ello y despacharlo así es harto injusto. 

  •  Ensueño, ficción, quimera y hasta una reverberación utópica laten en su pintura. Es un refugio para la imaginación y la ilusión, una exaltación perfectamente concebida de una realidad que cromáticamente es un jubileo de dimensiones inalienables.  
  •  Incluso su sentido cósmico nos llega y nos alucina, nos satura y nos conmina "bosquianamente" a sentir desde otros espacios que arduamente nos empeñamos por localizar y no es posible. Es así como la creatividad nos enlaza a la vida y a una emoción continua que nunca debe desaparecer. 

LUCIEN FLEURY (1928-2004) / HE SIDO FLAUTISTA Y HE DECIDIDO MI MÚSICA

  • Jean Baudrillard es demasiado taxativo cuando escribe que hay una gran dificultad para hablar de la pintura de hoy porque hay una gran dificultad para verla. Porque la mayoría de las veces ya no quiere ser exactamente mirada, sino visualmente absorbida, y circular sin dejar rastros.  
  •  No puede subrayarse esto en el caso del francés FLEURY por cuanto en su obra definía con una plástica de soledades y espacios cromáticos la reflexión sobre el ser humano, o en otras variables simplemente lo sometía a una parodia de lo que se postula como lo más ambiciosa apariencia entre la nada.   
  • En realidad su pintura tiene un fondo enigmático que él mismo sujeta a duda, al encarnarla en planos oscuros que denotan ese despojamiento, esa austeridad, de la que al final partimos para volver a ella en nuestra concepción existencial. 
  • Tu miseria es un bien que no se envidia.
  • Nadie te lo disputará sobre la tierra.
  • (Alfonsina Storni)    

GERARDO CHÁVEZ LÓPEZ (1937) / TODOS MIS ESPÍRITUS SE ASOMAN A MIRARNOS

  •  Los espíritus que pululan por nuestros pensamientos son zoomorfos, híbridos, mestizos y bellos en su deformidad. Son, en definitiva, la cara que ocultamos, que de tan horrorosa seduce, atrae y nos conduce amorosamente a su abismo.  
  •  El peruano CHÁVEZ lo sabe muy bien, él mismo es un oficiante que relata y se remonta a otros tiempos en busca de su contemporaneidad plástica y figurativa. Hace acopio de un imaginario delirante que se proyecta en la mirada con una creatividad endiablada.  
  •  Por tanto, estamos ante una práctica artística que gratifica con la contemplación de unos sueños insustituibles, ricos y pródigos en la vulneración de viejas formas, de viejos iconostasios cansados de verse siempre obligados a recitar las misma letanías.  
Preparé un himno y se murió en gorjeo,
Me eche a ser río y terminé canal.
(Alfonsina Storni)

NATHALIE DJURBERG (1978) / SUFRO LA AGONÍA DEL DITIRAMBO

  • Esto es lo que se entiende hoy por puro arte contemporáneo: profusión de efectos, visiones, puestas en escena, clímax, vídeos, servido todo ello con un gran parafernalia colorista y esperpéntica. Conceptos, imágenes alegóricas y conceptuales, hecatombes, crímenes y la bruja dando lecciones de hechicería.   
  • Podemos preguntarnos cuales son los criterios para encarar estas obras, cómo definirlas, cómo trasladarlas a los espectadores cuando el objeto es compatible con el proceso de pensamiento, cuando hay una cierta emoción y una plasticidad que se sale de sus casillas. Truman, ya saben quien, dijo, viendo algo parecido, que si esto era arte, él era un hotentote. Pues bien, no es necesaria tal brusquedad, pero ahí queda. 
 Porque lo evidente que se propone la sueca DURBERG causa inquietud, irrisión, malestar, rechazo, admisión sin límites y sospecha. Sin embargo, no evita la indagación, la remisión inevitable a un más allá, llámese contexto social, cultural, político, etc,. Así, se supone que es más fácil pasar del impacto de la provocación a las sensaciones de la reflexión. 

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...