MICHAEL CHOW (1939) / ES LA REFLEXIÓN SOBRE UN TODO BIOLÓGICO

  •  Señalaba Ángela Vettese que en el arte contemporáneo ninguna tendencia borra a la otra; como máximo, se coloca a su lado y obtiene mayor visibilidad durante un tiempo.
  •  Para el chino CHOW, actor, diseñador, restaurador y artista plástico, la pintura es el elemento más determinante de su todo biológico, el cual construye y expresa como un engrudo de pigmentos policromados y otros materiales pegados que metafóricamente son el resultado de una experiencia plena, vigorosa e impactante. Pero sin incurrir en heterodoxias que no le dan para afrontar una inclinación que no es la suya.       
  •  Además de la exaltación plasmada en todas las superficies y conforme a ella, se percibe quizás lo que apuntaba Baudrillard respecto a un deseo dentro del hombre de ansiar el desperdicio y el lujo, implicando con ello un intercambio simbólico dirigido a alejar la idea misma de la muerte. 

DALE CHIHULY (1941) / ES UN VOLVER A NACER

  •  Pier Luigi Sacco señalaba que los artistas son juzgados sobre su capacidad de dar lugar a complejos y estimulantes procesos de sentido, con absoluta libertad en la elección de los modos, de los lenguajes y de los materiales. 
  •  Esto es lo que hecho el norteamericano CHIHULY manipulando, exprimiendo, trajinando, perfilando, inflamando el vidrio soplado. La materia así se convierte en múltiples formas, cálidas, subyugantes, fantásticas,  resplandecientes, luminosas, casi efervescentes. 
  •  Son fantasías marinas, subacuáticas, vegetales, realidades plásticas que con sólo verlas nos fascinan y nos introducen en otros territorios, hasta en mundos metafísicos, imposibles, y que en cambio el artista nos los hace visibles.
 El poeta tradujo. Todos los invitados
esperaban, bebidos, un milagro a los postres,
un signo verdadero antes de regresar,
pero el pan de los sueños se transformó en ceniza.
(Vicente Valero)



JOSÉ PARRA-MORENO (1960) / LO OBSERVADO Y LO SENTIDO

  •  El elefante llora porque tiene sentimientos, el cocodrilo nos interpela y observa con la pasión de su mirada, el rinoceronte se expresa sin fiereza pero sensiblemente alerta y la cebra es un caleidoscopio vivo con ansia de belleza y ternura. Así es como el madrileño PARRA-MORENO nos acerca al otro conocimiento visual de esos seres, haciendo que en muchos aspectos sus cuerpos compartan más enigmas que los nuestros miserablemente humanos.
  •  Para lo cual se precisa una destreza como la suya en todos los órdenes, porque ella es la que al final nos depara esa vivencia insustituible de contemplarlos y trascenderlos, de experimentar la sensación de que su vida está al lado de la nuestra y forma parte de ella.  
  •  El artista, claramente, se adapta a esa regla de juego consistente en adaptarse siempre al equipamiento del que se dispone (Claude Lévi-Strauss) y llevarlo a efecto con una resolución que nos convence de que esa mentira artística nos ayuda a comprender la verdad (Picasso).


  • Lo que podrán comprobarlo a partir del 15 de septiembre en la sala de exposiciones del Hotel Hesperia de Madrid. Un escritor de ciencia ficción declaró que el 90% de casi todo suele ser basura. Esta obra forma parte indudablemente de ese 10%.     

ALEXIS ROCKMAN (1962) / QUE ESTÉN EN MI TUMBA

  •  Mientras haya artistas como el norteamericano ROCKMAN la pintura no puede desaparecer, porque en este caso ella lo compendia todo, el concepto, el mural, la instalación, el collage y hasta lo videográfico. 
  •  Su temática trasciende lo meramente ilustrativo para significarnos que el arte no debe estar detrás de la sociedad ni al lado, debe estar adelante pero solo un paso o más si la visión plástica tiene la capacidad de adentrarse en la premonición y el presagio.  
  •  Su depurada experiencia artística tiene el don imaginativo, el conocimiento global, el sentido de la interdependencia dialéctica entre el fin y los medios y las reflexión visualizada que nos incita a pensar.  
Desear es llevar
el destino del mar dentro del cuerpo.
(Aurora Luque) 

LIU WEI(1972) / NO ES UNA CUESTIÓN DE DIMENSIONES

  •  Estas recreaciones constructivas y arquitectónicas del chino WEI no nos invitan a contemplar una interpretación en miniatura de lo conocido, de lo ya edificado, sino a traspasar visualmente el conocimiento tipificado para llegar a una creación singular nueva. 
  •  Con un material como es el de los huesos edifica con la impronta de una idea que se va haciendo más plástica a medida que establece de forma artesanal los cimientos para levantar esos espejismos en los que nos gustaría habitar y percibirnos históricamente. 
  •  No es tan importante la definición de épocas, estilos, lugares, etc., como esa visión que desprenden como artificios, ingenios y pericias; como sueños, quimeras y artimañas; como arte, astucias y destrezas. Como tiempos y espacios que tienen horror al vacío que presumiblemente les espera. 
Voluntad de color,
color querer,
antojarse color, color saberlo.
(Carlos Marzal)

ALBERTO REGUERA (1961) / CASI DIRÍAMOS QUE UN PANTEÍSMO PLÁSTICO

  • La nueva obra del español ALBERTO REGUERA estará en la Serena Morton Gallery de Londres a partir del 15 de septiembre de este año. Con ese motivo desgrano una serie de reflexiones suyas y mías que están en perfecta connivencia. 


  • En primer lugar, que haya culminado magistralmente la asignatura que para Juan Carlos Román, es la más compleja, cual es la educación, desde el inicio, de la mirada. Con ella adquiere esa sabiduría creativa que ahora nos depara un suceso tras otro.


  • En segundo lugar, que, al igual que sostenía Merleau-Ponty, tenga una gran fe en un porvenir abierto e inesperado, con lo que seguirá enriqueciendo su trabajo sobre la base de conjeturas metódicas y no sobre un saber absoluto.    


  • En tercer lugar, según él me confiesa, que su motivación es la configuración de los espacios expositivos, ellos le dan la idea acerca de como un imaginario plástico encuentra la cita con su destino final, el que suscita e implica un complejo de relaciones con ese hombre que va a contemplarlo, a participar de él y compartirlo.


  • Así es como su obra, en todas sus dimensiones, llega a ser una luz simbólica que aguarda ese pathos que la proyecte universalmente, además de transmitir siempre el propio espíritu del artista, sus predilecciones, sus gustos, y, por tanto, sus emociones.


  • Por otro lado, ALBERTO es muy cuidadoso en la planificación y el proceso de realización, por eso, me cuenta, ha tomado en consideración las líneas del horizonte, las formas elípticas y circulares, las texturas apropiadas, la visualización de universos cósmicos, interestelares, astros irreales, sensaciones afines y ese carácter expansivo que lo invade y lo inflama todo.


  • Si, finalmente, atendemos a lo que manifestaba Hockney, respecto a que no es necesario creer en lo que dice el artista, sino en lo que hace, entonces es cuando la obra, en su conjunto, nos parece una revelación sin parangón, un lenguaje sin límites que nos permite ir asistiendo a una fantasía que se va incubando, merced a su magnetismo, en nuestro ideario y en la magia que puede acontecer en nuestro destino.


  • Si están en Londres, en fechas de septiembre u octubre, acérquense a esa galería y podrán mirarlo, vivirlo y grabarlo en su memoria como experiencia que continuará sumando.            

ISABELLE ALFORD-LAGO (1987) / QUIERO SER COMO ELLOS

  •  La belleza de esta simplicidad en sus propiedades pictóricas ejerce una atracción que desborda lo psicoanalítico entre comillas, que nos lleva a merodear por otras semblanzas físicas y espirituales, y aún más allá. 
  •  Nos miran de forma acusadora porque no nos damos, como animales de otra categoría, la oportunidad de reflejarnos en ellos y reflexionar, tan serios como son, tan algodonosos, tan suaves de piel como duros de rostro.  
  •  Hacen lo mismo que nosotros, igual, y acabarán rebelándose a su creadora, la norteamericana ALFORD-LAGO, a la que un día le dirán que ya nos les hace falta porque están hartos de la ternura que les proporciona, básicamente porque ya no la necesitan. 
  •  El dolor es un paisaje que súbitamente cambia, se transforma, llueve.
  • (Pilar González España)

KARL HYDE (1957) / UNA GEOGRAFÍA SENTIMIENTAL

  •  Después de estar concentrado en la música, me hago otras interrogaciones y pesquisas, busco dentro y me asomo fuera. La creatividad tiene que ser constante y estar plagada de multiplicidades.
  •  Para el inglés HYDE hay muchas formas que expresar, tantas como sentimientos y emociones, tantas como situaciones por las que discurre el ego sintiendo la angustia de vivir y sufrir. Al vomitarlas les da sangre y piel pigmentada.   
  •  Su caleidoscopio no tiene fin, y los negros, rojos y blancos que plasma sin catecismo, son obligados a conjurar un testimonio final que no debería haber, y a hacerlo en un yo que existe dentro del trazo ansioso, imparable, enérgico, impetuoso y vertiginoso.   

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...