JULIÁN ORTIZ DOMÍNGUEZ (1958) / POR AHÍ ANDAN


  •  Estos antropomorfos pensantes son todo extremidad, ella es la que los sostiene, razona y reinventa. Se salen del tiempo y del espacio, únicamente se fían de su propio ser y estar, y reafirman su belleza con ello.  


  •  Afirma Mario Perniola que, en la cultura occidental, el arte es el único terreno en que la desviación de la norma puede encontrar reconocimiento.  El jienense ORTIZ también lo ha hecho y sin azorarse por las referencias y precedentes.


  •  Estamos ante una concepción plástica cuya carga visual es la inquietud por una significación que nos intimida, nos obliga a bucear en un cosmos sumergido por la magnitud de su polivalencia, por la conformación de la forma y su ambigüedad.  

La compañía del ahorcado: ir con él y dejarlo colgado.

GUO FENGYI /1942) / NO LO HAGO PARA MÍ


  •  Repito una vez más lo que dijo Fiedler respecto a que cada obra auténtica constituye un nuevo descubrimiento, pues junto a mundos ya conocidos se sitúa un mundo nuevo, hasta entonces desconocido.


  •  Así lo entiende el chino FENGYI, para el hay un ámbito determinado del espíritu en el que vida y muerte, realidad e imaginación, pasado y presente, el arriba y el abajo, dejan de estar en una oposición insalvable.   


  •  Y la historia de las creencias, sus iconos, sus verdades, sus mensajes y ritos, todo en un esquema plástico que alude al arte como medio de dominio y de configuración de la vida, de lo místico y mortuorio.  

Cara de beato y uñas de gato.

ARNE HAUGEN SORENSEN (1932) / LA PINTURA EN LA FE O FE EN LA PINTURA


  •  Con auras cromáticas planas que contrastan con la dureza de las escena representadas, el danés HAUGEN expresa la violencia y desolación de un mundo que parece que está vivo únicamente para perecer en su propio desatino.    


  •  Su sentido y concepción religiosos y pictóricos marca un estilo definido por un esquematismo simple pero furiosamente significativo, fruto de unas experiencias y vivencias que tienen en una naturaleza endiablada su sigo de identificación. 


  •  Mientras su fe es alegórica y pesimista, su creación, a través de una eficacia compositiva que la pone de manifiesto, no deja que lo formal anule el contenido de su comunicación, al contrario hace que sea más explícito y visual, más penetrante y emocional. 

Cada cosa en su tiempo y los nabos en adviento

JOCK MCFADYEN (1950) / NO ME ENGAÑO POR EL HECHO DE SABER PINTAR


  •  Seguramente que el británico MCFADYEN confesaría que todas sus capacidades estéticas son indisociables de todo lo que es y en lo que se ha formado y sido parte de su individualidad, es decir, creación, estilo y técnica como marca y contexto de un artista.  


  •  Su imaginario figurativo se decanta por un mundo en el que la desesperación y el desgarramiento afean el entorno y los seres humanos. Un humor negro -tan celeste como sus cielos- que habla de redención por las penas o el conformismo con nuestras propias taras.   


  •  No hay alegría visual en sus obras, tampoco, diría él, les hace falta ya que su entraña es la desolación sucinta, seca, sin adornos ni confabulaciones, sin esperanzas ni salvajismos, únicamente la fuerza del ethos.  

Buena orina y buen color, y tres higas al doctor.

ANDREA BELAG (1951) / REZO SEGÚN TRAZO


  •  Siempre nos han dicho que la obra de un artista se inserta en el continuo de su vida, da testimonio de sus experiencias pasadas y hunde sus raíces en su personalidad íntima. En el caso de la americana BELAG se expresan en un acopio de trazos que forman un conjuro, del que ella misma no sabe escapar.     


  • El color, en sus pinturas, es un signo que levita, que eleva una transmigración del pensamiento que se observa jubiloso a sí mismo, que se retuerce y no se está quieto, que parece que está cubriendo alguna verdad y lo que hace es mostrar un súbito frescor que se yuxtapone a la mística de su ser.    


  •  Fiedler ha manifestado que el arte abstracto coloca junto al mundo real uno nuevo, que exteriormente no tiene que ver con la realidad, pero interiormente está sujeto a las leyes generales del mundo cósmico.

¡Aviados estamos! Ni se muere el padre ni cenamos.

RYOUNG DE HYUN KIN / SON OTRAS VIVENCIAS



  •  La gama cromática casi tiene miedo de posarse en la superficie y en todo caso no la ocupa toda para poder deletrear plácidamente un poema visual que sea pura sensación vital y conciliadora experiencia apasionada.  



  •  Estas obras postulan una abstracción que es un depurado registro de vivencias, de pensamientos acordes con cada una de esas significaciones transmitidas, de refinadas y elegantes maneras creativas


  •  Hay que celebrar que la surcoreana HYUN dé muestras de tanta sensibilidad oriental, una demostración formal y espiritual sobre como abordar pictóricamente la emoción y el sentimiento de una vida impresa en esas creaciones.  

Asturiano, loco, vano y mal cristiano.

NEWEL HUNTER / DEBAJO HAY MÁS


  •  No son formas en sentido estricto, son como abultamientos, carnosidades minerales, que se encuentran en la veta del submundo, en la geología imaginaria que se extiende por debajo de la corteza terrestre.     


  •  El artista, el norteamericano HUNTER, tiene un hacer explorador que da a conocer plásticamente todas las múltiples fronteras que hasta hoy mismo eran guardianes de la superficie y denotan su fuerza, contextura y dimensión. 


  •  Cuando la materia es abstracción, puede concebirse que su núcleo reside en sus aleaciones, en la dureza de su conjunto, en las visualidades que entraña, en la sensación que nos deja y en el contenido férreo que nos contagia.   

Antón, tienes el hocico untado y a mí me falta un lechón.

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...