SEBASTIÁN (1947) / NO ME LLEGA EL DESTINO PARA CUBRIR TANTO CIELO

  • No cabe duda que el formato monumental proporciona a la escultura una dimensión visual que incita insoslayablemente un examen ocular cuando nos plantamos frente a ella. Ahí radica la importancia de la contribución perceptiva. 


  
  • Pero después, el impacto de una obra como la del mexicano SEBASTIÁN punza nuestra contribución afectiva o emocional, nos hace participar y compartir una geometría de referencias múltiples y creativas. La versatilidad de estos iconos nos obliga a establecernos en el futuro, pensarlo como una estética que ha tomado categoría de existencia. 
  •  Sus estructuras esquemáticas guardan un orden y se comportan como un organismo aéreo que estimula una visión más clarividente, más asociada a lo esencial de unos cuerpos que ya se han decantado por una teoría y práctica de la forma, cual es que nuestro destino descansase en la fábula del suyo.  
Una hora vale todo lo que hubo / pedazos de la lucha viven
 a su costado /vibraciones de la incandescencia / la muerte enfrente.
(Juan Gelman)

ROGER VON GUNTEN (1933) / FLORA QUE ABRIGA A LA FAUNA

  •  El color, sus manchas fluidas, dispersas, flotantes, sudan sobre la superficie, la inundan, la versifican como diagramas envueltos en un mensaje que insemina nuestra mirada.
  • En la obra del suizo nacionalizado mexicano VON GUNTEN, lo orgánico, la flora constituyen marcos de visión sígnica y armoniosa, sustrayéndose a cualquier elemento de catalogación que no sea de origen autóctono.   
  •  Pintura, por tanto, que ofrece el encanto de una fauna que se reinventa como un placer antropomorfo, que se compromete al designio de encontrar y hallar un viaje hacia un esplendor que parece estar esperándola. Le cabe esa esperanza. 
 La forma y la materia tienen brebajes / pisan el filo de los vientos / sistemas del orgullo.
(Juan Gelman)

MANU MUÑOZ (1977) / NO SON SILENCIOS, SON COLORES DE SOL

  •  En el lenguaje plástico de almeriense MUÑOZ, ya sea figurativo o dentro de una dinámica abstracta, el color es construido como una de sus debilidades a las que, con total acierto, no reniega, porque entre otras cosas es consciente de ella dado su aliento creativo.  
  •  Tal es su densidad y al mismo tiempo su efluvio, tal es la síntesis de un cromatismo tal fluido, líquido y encantado, que la síntesis de lo condicional y absoluto forman una totalidad gobernada por sus propias leyes.
  •  Y es que una obra de arte como ésta mantiene viva, como señala Max Raphael, y realza toda necesidad de ponerte de acuerdo con el mundo. Es sensación, por lo tanto, fortaleza, emoción dentro de una significación general que nos vincula como espectadores anhelantes.

Al balcón de la muerte se asoman pedazos que hubo en noches de revolver y miedo y sueños de verdad y entregas del tomillo en pleno aroma.
(Juan Gelman)

MAITE FERNÁNDEZ ENCINAR / NO ME CUESTA QUE LA DENSIDAD FLUYA

  • La intención, al principio, no era apartarse del campo visual más inmediato, aunque careciese de una percepción expresiva conmovedora e incurriese en la monotonía extrínseca del entorno. Pero a medida que se avanza en la construcción de forma operativa esa finalización va tomando otros designios.  


  • Y es porque la gama cromática se le escapa y fluye, se densifica, se vigoriza, el paisaje se rehace y se festeja, parte de una bases absolutas para establecer su dominio, y no se deja nada en el interior, lo vomita todo confiando en esa luz del color que acaba totalizando todo el espacio, haciéndolo palpitar como si estuviese naciendo cada día.

  • Tales son los procedimientos pictóricos de la asturiana MAITE F. ENCINAR, puesto que a través de ellos se dota de un sentido del oficio muy elaborado que con el transcurso del tiempo le han permitido surcar unos derroteros propios, debidos a la convicción en su concepción de la multiplicidad de ensayos como la única válida.    

  • Caspar Davis Friedrich sostenía que el artista debería pintar no sólo lo que ve ante él, sino también lo que ve dentro de él. Pero si no ve nada dentro de él, entonces debería dejar de pintar también lo que ve ante él. 

Romper el mundo en pedacitos, devorarles la entraña, los falsos continentes, desarroparles el jamás. Eso exigen la fiebre, la sangre esperadora, la indignación que cuelgan a secar.
(Juan Gelman)

LUIS TABOADA (1957) / MIS PASIONES VUELAN

  • Hay una pintura que aspira a intemporalizarse, servir siempre para todos los tiempos y hemisferios, para las cosmovisiones que se mantienen vigentes para todas las miradas, para todos los conocimientos y vivencias que se confrontan con ella.   
  •  El asturiano TABOADA está en esa línea plástica que va desde el romanticismo al expresionismo, del realismo a lo renacentista, de lo lírico a lo trágico. En sus obras ser perceptor no es suficiente, uno ha de estar obligado a sumergirse dentro de las imágenes para sentir, pensar y actuar.

  • La estructuración del espacio, dislocado y dividido, hace que las formas sean eficaces y penetren en las profundidades de la imagen. Como señalaba Max Raphael, la profundidad del espacio es la profundidad de la esencia.


La palabra defiende su cintura hasta con el horror.
(Juan Gelman)   


PEDRO ALONSO VIGIL (1954-21013 ) / VIVEN COMO NOSOTROS

  •  Decía John Berger que frente a un cuadro o una escultura, el espectador tiende a identificarse con el tema, a interpretar las imágenes por ellas mismas; frente a un dibujo se identifica con el artista, y utiliza las imágenes para adquirir la experiencia consciente de ver como si fuera a través de los ojos de éste.
  •  En estas obras del asturiano ya desaparecido ALONSO VIGIL se producen ambos efectos y además con una pulcritud impecable. Como todo un "esquizo"- igual me equivoco- que se precie, en él hay más que síntesis, más que una realidad transformadora. Hay un componente psíquico que impone su creatividad desde otras bases con el fin de culminar lo visual en personajes vivos que les hace salir a la luz.  
  •  Claro que está en la naturaleza de la mente creativa -así lo han  señalado y ratificado- disolver aquellas cosas que parecen sólidas y mudar el mundo tal como es en un mundo en el proceso de venir y concebir. 
  •  Por tales conceptos la suya es una producción tan inolvidable como de presentimientos turbios, de seres solitarios, anclados en espacios de los que no pueden escaparse, de ambientes ásperos y fantasmagóricos, de crueldades secretas y endogámicas.   
  • ¿Dónde estás, Miguel Ángel? ¿ In foco ardente / e l´almaperder se null´altro sente? La
  • verdad de tu brazo cambia lo divino.
(Juan Gelman) 




KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...