DIETRICH KLINGE (1954) / NUNCA SE FUERON


  •  Búsquedas y encuentros parecen los principales conjuros del arte para afrontar una práctica que está latente en los resortes de la mente, la cual desarrolla las habilidades necesarias en cuanto al proceso y desarrollo de una idea motriz. 


  •  En el caso del alemán KLINGE el proyecto escultórico imaginado y concebido se remite a un pasado totémico, primitivo, ancestral, que viene a regenerar el presente sin perder su condición de icono de un tiempo lejano. 


  •  Al contemplar estas obras nos remontamos y especulamos conformes a edades, ciclos, inmensidades, hasta conseguir identificar estas representaciones y cotejarlas con las que hoy imperan y rigen nuestra mirada y su desorientación.   

Pasa el tiempo
y se engendra la palabra.

(Odalys Hernández)

WANG GANG (1964) / RECUERDO LA ÚLTIMA VEZ QUE LOS VI


  •  Las excelentes calidades cromáticas infunden una encarnación figurativa que nos conmociona, pero el dibujo previamente le ha dado a la creación el sostén que se requiere para que la unidad sea esa culminación que nos sorprende. 


  •  La memoria no ofrece fondos claros a los espacios en los que se mueven los personajes, pues al fin y al cabo es una evocación en suspenso. Pero a cambio sus texturas fortalecen esa visión que nos lleva a otros escenarios del pasado.  


  •  Sin embargo, los retratos del chino GANG son broncos y como salidos de la tierra cuando en ese momento el paisaje es más tormentoso. Se acabó la ilusión y ya las mil flores se convierten en el sino desesperado de un tiempo maldito.

Se me desgarra el alma
con la visión del silencio
el tenue amarillo de las hojas
sumergidas por el tiempo 
quiebran el dolor de la inocencia.

(Odalys Hernández)

MIA FONSSAGRIVES SOLOW / SIEMPRE LOS TENGO CERCA


  •  Cuando contemplamos estas esculturas de la norteamericana FONSSAGRIVES en un espacio cerrado caemos en la tentación de pensar que estos robots son más reales que nosotros, que incluso nos hacen señas o se muestran orgullosos de su condición de androide inteligentes.


  •  No cabe duda de que sus formas sabiamente diseñadas se aproximan a las humanas o las animales, pero la autora, con una cierta percepción visionaria, los configura como una respuesta alternativa a una realidad que ya está muy repetida y agotada.  


  • Incluso les imprime unos rasgos ingeniosos como símbolos de un origen que ha desembocado en ellos como un fin, como resumen y compendio de un relato sobre un linaje hasta ahora desconocido y que se manifiesta ahora bajo una máscara de ilusionismo.  

Lo uno lo pulula, el díábolo lo anagrama.

(Heriberto Yépez)

SIRAK MELKONIAN !930) / SOLAMENTE SUPERFICIES


  •  El pensamiento plástico tiende primero a dispersarse, a forjarse en planteamientos y soluciones formales que den justa respuesta a esa angustia creativa que acomete al artista obsesivamente.


  •  Para el iraní MELKONIAN el desarrollo se iniciaba con el plano y la superficie, después con las vetas que atravesaban la corteza, hasta la consecución de la fusión entre una geometría simple y encadenada que remedaba huesos fracturados o paisajes parcelados. La sucesión es áspera y austera y solamente las tonalidades le imprimen animación a la rigidez plasmada.      


  •  Antes estas obras se observa que en un ámbito determinado la tierra se viste de soledad, de un relato acabado y despojado, de una topografía cortada en pedazos y ausente de vida. Y sin futuro que intuir.    

No vinieron,
ni los diablos del agua vinieron.

(Tedi López Mills)

JESÚS MARIANO LEUUS (1948-2008) / SON TAN FRÁGILES


  •  Al mexicano LEUUS no le hizo falta más que modelar sus figura para que éstas, tan frágiles, tan esquemáticas, tan delicadas, tan solitarias, tan abandonadas, fuesen como partes de un retablo de latente religiosidad o como de un escenario profano de la tierra mexicana.   


  •  Es una geometría oscura, de fervor e intimidad, encerrada con su contenido en una parcela que ocupan con su destino a cuestas, siempre juntos y esperando en silencio. La plástica de sus obras de soluciones y hallazgos hacen  más penetrante la efusión que proyectan, así como más emocional y auténtica la reflexión que nos inunda.    



  •  Que ese espacio pictórico sea la de una realidad mensurable no es óbice para que las obras constituyan una experiencia singular de conocimiento e interacción, de profunda voluntad de rescatar del olvido la cultura de origen que nos ha inspirado.

A la violencia vuelve ella los ojos, busca
en la ajada la angosta sed de compañía,
ah, que en amor se tuerce.

(Pedro Serrano)

KAMEL BERKOUK (1967) / ME SIENTO VINCULADO


  •  Se ha dicho que los nos vincula nos fortalece y que lo que nos aísla nos debilita. Razón por la cual el francés BERKOUK  asocia su pintura con una niñez madurada en la visión plástica de un acontecer que ha dejado quieto.   


  •  Esa frescura y lirismo en sus obras, gracias a un relato inocente y primigenio, retrata un mundo celebrado desde otros ejes imaginativos, desde otras cavilaciones que encierran una búsqueda de hechizos grabados en la memoria.  


  •  El artista consuma su trabajo con la pupila muy abierta sobre la ejecución, pero muy ensimismada en su mente con objeto de que la manifestación visiva se origine como una fuente de realidades inagotables.   

      Viene la noche del burdel y la noria del alohol,
       a torcer destinos en húmedos camastros,
       a incitar la cotidiana resurrección de la carne,
       a confabular en los abismos de la carroña y la luz.

(Jorge Esquinca)

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...