KATHY STECKO (1975) / NO OS MOVÁIS


  •  Los iconos pegados a las paredes ya no son símbolos místicos, didácticos  o religiosos. Ahora devienen muñecos rotos que no esconden su simbología. Así los percibe y construye la americana STECKO. 


  •  Decían Cassirer y Goodman que toda obra de arte es un símbolo, sin que ello sea óbice para que también sea fruto de un modo de pensamiento, a lo cual hay que añadir la convicción de Danto de que para comprenderla es necesario captar la metáfora que siempre hay en ella. 



  •  Y en esta ocasión, las figuras comportan, de un modo u otro, una metamorfosis de una resurrección plástica tras una ominosa muerte. El estupor todavía se encuentra dentro de ellas y por eso carecen de movimiento.   

No queremos a alguien, sino a la idea que nos hacemos de ese alguien.
(Fernando Pessoa)

NALINI MALANI (1946) / SIGO ABARCANDO LO QUE LA PARTICIÓN DESHIZO


  •  Entre las distintas apreciaciones que se han dado y siguen dándose sobre la pintura, una de ellas es la pone de manifiesto la explotación de lo perceptivo y afectivo en la experiencia cotidiana, porque es el mismo artista el que ofrece ese campo de visión y sensibilidad tan complejo. 



  •  La obra de la india MALANI recurre a la historia y al mito, al pasado y al presente, a desmenuzar un ámbito plástico y visual en que el fondo cromatiza cada uno de los acontecimientos de lo real e irreal, del conocimiento y entendimiento con los que concibe una identidad creativa que sólo sea suya.


  •  En su cosmovisión cabe todo el universo en los distintos estadios manifestados preferentemente en un encuadramiento vertical debido a sus creencias devotas, sociales y políticas. Lo visivo se ajusta plenamente a la significación y sobre ella culmina la realización. 

Toda alma digna de sí misma desea vivir la vida hasta su extremo. contentarse con lo que a uno le danes propio de esclavos.
(Fernando Pessoa) 

RAFAL ZAWISTOWSKI (1981) / QUE CADA UNO LE PONGA LA IDENTIFICACIÓN RELIGIOSA QUE QUIERA


  •  Un polaco como ZAWISTOWSKI reinterpreta plásticamente la iconografía religiosa en un contexto contemporáneo, aunque, mediante la encáustica, eso signifique cargar el espacio de representación de los grumos producidos por el paso del tiempo, por la erosión y quizás por la pérdida del dogma.      


  •  Es cierto que debajo de esas superficies tan arrugadas y melladas apuntan los rasgos del icono, si bien las texturas son las que le dan su impronta y desentierro. Y caben en nuestras pupilas porque nos dejamos arrastrar por ellas sin que cierto horror sea inevitable.   


  •  Cierto también que en algunos retratos hay un aura que relumbra para señalar que lo pútrido también puede ser una consagración para la mirada en ocasiones excepcionales, a pesar de que la incredulidad no deja de bailar su pensamiento ante su imagen. 

El tedio sólo deja de existir en los paisajes inexistentes, en los libros que no leeré nunca.
(Fernando Pessoa) 

DOUGLAS WHITE (1977) / LOS MATERIALIZO PARA QUE CONFIESEN


  •  Fantasmas disecados, mantos mortuorios, instalaciones espectrales, telas e interiores embalsamados, la atmósfera, el espacio, el entorno, todo, absolutamente todo, nos invita a un cortejo de muerte. La redención la deja para otro día.


  •  Es cierto que cualquier material es potencialmente un material artístico, pero sin la pulsión espiritual y sensual del artista, en este caso el inglés WHITE, no hay obra de arte (Schiller). Bien es verdad que esta producción requiere la turbiedad que se desprende de ella, que incluso incita al temor.  


  • Además, la bastedad, deterioro y ruptura de los componentes de desecho fabulan en una conjura que tiene en su corporeidad un imaginario latente, creado con la intención de contrarrestar la inanidad de un sentido artificialmente decorativo de la realidad. 

Ninguna idea brillante consigue circular si no añade en sí misma algún elemento de estupidez. (Fernando Pessoa)

GANESH HALOI (1936) / MI PINTURA NUNCA VOLVERÁ


  •  Hay una velada tristeza en estas obras del indio HALOI. Son atmósferas del desencanto experimentado, de las que Gautier nos advertía ya, cuando decía aquello de que buscando el futuro se encuentra uno irremisiblemente con el pasado. 


  •  Las luces están tamizadas y buscan la sombra, además que se pegan a la superficie intentando descubrir si hay restos que no estén fulminados. Entre esa negación mitológica los signos querrían esfumarse para no transparentar la pérdida de la inocencia.


  •  Así que en esos paisajes la abstracción prende pero no oculta la verdad que hay tras ella, ni tampoco la irresistible condición de lo pictórico como la semblanza de un mundo que se acerca a la mirada para transmitirle la petición de un sentimiento. 

Ver y oír son las únicas cosas nobles de la vida.
(Fernando Pessoa) 

RICHARD GRENERON (1966) / NO OS CONFUNDÁIS


  •  Las obras del francés GRENERON son producto de una técnica fotográfica ligada íntimamente a la plástica. Prácticamente es pintura basada en un despliegue de color que no es sólo color, o en todo caso el color de la infinitud.


  •  Constituyen casi sustancias ígneas de distintas formas en movimiento, que no se detienen, que se dirigen a la luz y el reflejo, que viven para mostrarse según unos acordes mágicos que consuman un apareamiento pleno.  


  •  El artista, en el pasado y de acuerdo con el Diccionario francés de Furetière de 1690, es un alquimista, y el color era su elemento básico. Jung va más lejos y asegura que el mismo es una manifestación primigenia de los arquetipos de los sueños y en el arte. 

Vivir es ser otro.
(Fernando Pessoa)

SHEN SHAOMIN (1956) / ¡MOSTRAROS, MOSTRAROS!


  •  El chino SHAMIN nos ha convencido que él ha encontrado en los más hondo del desierto todos los huesos y después reconstruye sus esqueletos para que se muestren y en la medida de esa aparición sigan viviendo.


  • Una vez pasado el impacto del horror que nos produce, las obras -muy contemporáneas, por supuesto- parecen decirnos visualmente que trascienden lo que se ve en ellas y nos convocan a cuestionar y a investigar. Pero su origen es imposible de hallar.


  •  Sin embargo, la conmoción emocional y visiva nos introduce en una experiencia estética visionaria, fatalmente visionaria, que implica una terrible realidad y pesadilla en el hecho mismo de su presencia, tal como certezas que nos escupen a la cara antes de devorarnos.   

El hecho divino de existir no debe ser dilapidado en el hecho satánico de la coexistencia.
(Fernando Pessoa)

KASPER KOVITZ (1968) / ¿HAGO BIEN EN CONCEBIRLO ASÍ?


  •  En el arte contemporáneo ya no es ninguna novedad el uso de nuevos materiales ni el empleo de innovadoras técnicas, aunque tallar un jamón ibérico para moldear dos bustos de  dos personajes históricos españoles me parece más dudoso. Algunos pensarán que es un desperdicio no habérselos comido.  


  •  El austriaco KOVITZ, no obstante, argumenta que su obra se basa en una simbología de la que en realidad está hecha el arte, lo que es manifiesto en su sentido estético pues gracias a él descubre sustratos ocultos en lo convencional visible.   


  •  Por tanto, estamos ante creación conceptual e intelectual cuya realización resulta indiferente hasta cierto punto y además no requiere una excepcional destreza individual. En definitiva, no hay expresión personal, sino una formulación fría e irónica de múltiples manos implorando por el jamón.  

Somos quienes somos, y la vida es rauda y triste.
(Fernando Pessoa)

THOMAS HELBIG (1967) / ¿QUÉ CUENTAN?


  •  Cuando comentamos las distintas aportaciones e innovaciones estilísticas desde su origen hasta hoy, nos olvidamos de la afirmación resignada de Picasso, después de visitar las cuevas de Lascaux, respecto a que aquellos  primeros pobladores artistas lo habían inventado todo.


  •  No obstante, el alemán HELBIG tiene un pensamiento estético más retorcido, basado en un juego mórbido de metamorfosis que nos da indicios de su principios, pero que nos desborda con sus finales.   


  •  En sus esculturas -aunque también le da por lo pictórico- es como si los cuerpos humanos o animales se fuesen deshaciendo en una amalgama de lodo, barro u otra materia pulverizada y defecada. Es un símbolo a la degradación inevitable de la carne, de su descomposición provocada quizás por su propia acción destructiva.  

Visto de cerca, todo el mundo es monótonamente distinto.
(Fernando Pessoa) 

ENRIQUE CHAVARRÍA (1927-1998) / ME LO CONTARON


  •  El poso clásico que rezuma de las obras del mexicano CHAVARRÍA  se yuxtapone con el mestizaje americano, compartiendo mitos y leyendas cuyas imágenes ocupan todo el espacio. Es un virtuoso juego donde las capacidades pictóricas asumen con eficacia el mundo de las sueños. 


  •  Por otro lado, en las superficies percibimos el tratamiento intemporal que él imprime a sus fantasías, mediante su ubicación sin marcar contexto alguno, únicamente dando relevancia a la potencia visual de su imaginario.  


  •  Tampoco corteja tendencias ni corrientes, para él la plasmación puede ser aleatoria o fruto del azar, pero siempre conservando un hálito de belleza sostenido en una poética singular y preñada de magia. 

Me despachan la fe como un paquete cerrado en una bandeja ajena. Quieren que lo acepte, pero sin abrirlo.
(Fernando Pessoa)

HONGYU ZHANG (1981) / NO TIENE FIN


  •  Esa perfección caligráfica es la que siempre ha distinguido al arte chino y la que desbroza todas las dificultades plásticas para su creación renovadora. Por eso, en los dibujos y obras del mongol ZHANG el perfil ese reconocible hasta cierto punto.  


  •  Pero en su concepción formal Occidente también ha tenido una influencia en grado sumo, constituyendo, por lo tanto, el resultado de una fusión que entraña una significación precisa sobre el alcance de su trabajo. 


  •  Sus retratos, rápidos, nerviosos, los procesa con una velocidad imparable, lo que paradójicamente, les imprime una profundidad y densidad insólitas, fruto de una transmisión no solo de su cultura y cosmovisión propias, sino también de todo cuanto es posible imaginar, soñar, crear a lo largo de una vida.      

Hay sensaciones que son sueños, que ocupan como una niebla toda la extensión del espíritu, que no dejan pensar, que no dejan actuar, que no dejan ser con claridad.
(Fernando Pessoa)

JANIS AVOTINS (1981) / NO SÉ SI ESTÁN MUERTOS


  •  Decía J.F.Martel que el ser humano tiene la capacidad de generar un número potencialmente infinito de significados para casi cualquier cosa. Y en el caso del letón AVOTINS todavía más si cabe.


  •  No obstante, esos personajes de sus obras que son como aparecidos en espacios irreales, son la esencia metafórica y fantasmagórica de una existencia en el infierno. Un infierno que es soledad y no vida, aunque también haya otras significaciones más precisas que incorporar.   


  •  No hay nada más que esa soledad a la que agarrarse, que se torna infinita aunque camines, te muevas o estés quieto. Te alimentas de ella hasta que únicamente se convierte en un vacío plástico que no perdona.

Cada persona es apenas el sueño de sí misma.
(Fernando Pessoa)

PRESENCIA ADN CUBANO EN LA CAJA DEL ARTE DE TORREJÓN DE ARDOZ (MADRID) EL 8 DE ENERO DE 2018



  • Estamos ante seis propuestas plásticas -Felipe Alarcón, Ángel Alonso, Humberto Viñas, Odalys Hernández y Pablo Quert- que ofrecen las huellas expresivas, personales y simbólicas de unas imágenes a la búsqueda y encuentro de una identidad precisa y simbiótica de su trabajo.



  • Una demostración, por otra parte, de que el arte cubano es cada día más vitalista, creativo y entraña una mayor visión. Su práctica así como su construcción artística, a la par que fascinante, comporta un determinada transmisión de esencias encarnadas y emanadas de la redefinición de sus orígenes e historia.



  • Por lo tanto, únicamente resta decir que el día 8 de enero de 2018 es la oportunidad de una contemplación destinada a una ampliación de nuestras certezas.        

DUSTIN YELLIN (1975) / HE DADO CON ELLOS


  •  La cuestión es encontrar el material y la construcción adecuadas, pues la idea está al atisbo constante de la búsqueda. Y así el americano YELLIN, con sus desarrollados conocimientos técnicos y su sentido de la armonía informe, elabora una obra sorprendente.    


  •  En este caso no tengo ningún reparo en reconocer que Nathalie Heinich tiene razón cuando afirma que la obra, en el arte contemporáneo, ya no permite vislumbrar la expresión de la interioridad. 


  • Pues en estos trabajos a la imagen se subordina el orden del pensamiento y la razón, la mirada de lo que emerge como una fantasmagoría, se sustancializa y es portadora de miles de realidades conectadas a otra dimensión diferente y que constituyen indicios de futuro.    

La vida, dijo Tarde, es la búsqueda de lo imposible a través de lo inútil.
(Fernando Pessoa)

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...