DÉBORA ARANGO (1907-2005) / DE EXCOMUNIONES CUENTO LO QUE QUIERO

  •  De la colombiana ARANGO se llegó a pedir la excomunión en su patria (la primera artista de ese país que pintó desnudos) y en Madrid, al día siguiente de la inauguración en el Instituto de Cultura Hispánica en 1955, se retiraron todos los cuadros de su exposición sin una mínima explicación.  
  •  Fue una creadora que se enraizó en lo más profundo de su tierra, que no se avino a componendas seudoestéticas ni se sonformó con el buen gusto al estilo de la época. Vio lo que vio, lo plasmó con los colores y las formas tan latinoamericanas que hoy son las marcas y los símbolos de toda una cultura criolla, original y rebelde. 
  •  Lo atroz de una iconografía de la historia y de la realidad sufrida alcanzan toda la expresión desbordada, grotesca y alucinadora. Es una muerte que se culmina a través de una plástica cruel de arrebato. Aporta una configuración entre lo colonial, lo barroco y lo autóctono, entre la historieta y el quehacer sintético de una cosmovisión agobiada, maltrecha, que resiste sin hacer mutis por el foro. Dejó, en definitiva, un legado que ahora se trata de saber contemplarlo y empezar a comprender. 
  • Estrecho y abarco tu equilibrio, pintura.
  • Vivo por ti, pintura,
  • y soy árbol que descansa en tu tierra.
  • Su concreta geometría
  • sosteniendo tu alto cielo
  • con las formas libres del deseo.
(Eduardo Westerdhal).

GUILLERMO SIMÓN / SIEMPRE ESTOY EN LO MÁS RECÓNDITO

  •  Las aguas que antes bajaban tranquilas, sosegadas, jugando a formar acuarios, a acariciar formas, a ser entes iridiscentes con ansias de un descanso definitivo, se han convertido en una sublevación airada, incendiaria, que revela un frenesí explosivo al hilo de unas rutas marcadas para morir en el éxtasis de una plástica que ha verbalizado lo que bulle en el ser hoy.      
  •  Decía el canario Eduardo Westerdahl, con mucha razón, que la pintura es uno de los grandes misterios con los que se enfrenta la mirada del hombre a través de todas las edades. ¿Puede estar aquí, entonces, ese misterio, esa ruta ignorada y sin cansancio posible?
  •  En el caso de SIMÓN, uno de los exponentes más lúcidos del actual panorama artístico asturiano, su creatividad tiene unos principios formales, hayan o no tenido otra sangre y otra historia, que hacen que siga creciendo sin errar, y si vuelve es para carcomer lo metafórico hasta dejar que quede la carne vegetal con su látigo henchido.
  •       
  •  Claro que su intuición es una vía muy aguda de aproximación, en la que no hay posibilidad de pérdida, pues es tal su penetración, la habilidad para hacer un fenómeno plástico del prodigio, el conseguir elucubrar sin especular sobre los rasgos que lo conforman, el consumar su momento, el álgido y desnudo, que formarlo con una plasmación irrepetible, única, es la consecuencia lógica y abrumadora.    
  • Pintura, puente tendido
  • por el que cruzo el río
  • de todo tiempo.

  • Variada, abierta e insegura,
  • ave, meteoro y nave,
  • solamente espero en ti, pintura,
  • la renovada gracia de la vida.
(Eduardo Westerdahl).

IGNACIO CHÁVARRI (1982) / UNA MAGIA QUE ESCAMOTEA LO CALCULADO

  •  Dentro del arte actual hemos supuesto que hay cuestiones que tienen sus preguntas resueltas o por lo menos enunciadas y que sólo falta incrementar sobre ellas el acopio de lo que suponen y aportan. Y, sin embargo, las opciones que siguen apareciendo, sean o no posmodernistas o lo que sea, siempre han pertenecido a una realidad entre luces y sombras.   
  •  Por eso, ante la obra del madrileño CHÁVARRI, no falta una dirección hacia esas opciones, pero la construcción de sus instalaciones no omite sus nociones de un espectáculo que bascula entre la magia y la metonimia. La estructura como eslabones de un perímetro muy calculado y reflexivo, aunque sin obviar la indagación plástica como la vía de acercamiento a ese objetivo que él tiene como su propio ideario creativo.   
  •  No descarta ninguna alternativa, por lo que da soporte a todos aquellos fenómenos que entrañan una significación visual que engendren un proceso de interés para un espectador que con la contemplación adquiere una valoración de lo que se le ofrece, confiando en que en el momento de esa asunción del compromiso ya haya dado un paso decisivo en sus descubrimientos sobre esta propuesta.     
  •  Tampoco rechaza urdir la magia de un juego en que la evidencia está de sobra, hay que relacionar y obtener los mecanismos espontáneos de esa relación con un diálogo abierto entre lo pequeño que puede ser grande y viceversa. De ahí vienen esos mapas que nos sitúan, no únicamente sobre el concepto puro y duro, sino sobre la iluminación que despiden, que son los hitos de una realidad que a través de ellos se va difundiendo y señalando. Si estamos en su interior jugamos, si no nos llegamos a adentrar en ella es que nos conformamos con un perfil que simplemente supura.   
  • ¿Cómo? ¿Cuándo?
  • Estoy entre los toros de Guisando,
  • estoy también entre los que preguntan
  • cómo y cuándo.
  • Creciendo y raspando,
  • temblando.
(José Lezama Lima).

ALBERTO REGUERA (1961) / ME GUSTARÍA SURCAR TODO EL ESPACIO

  •  Nunca he hablado con el segoviano REGUERA pero sí con sus obras. Y ahora he podido hacerlo de cerca gracias a su exposición actual en la galería Fernández-Braso de Madrid, en donde estará hasta el 3 de noviembre. De este artista ya he señalado en este blog el ámbito plástico que con su pintura va creando, estableciendo una epifanía sostenida que va inundando, rompiendo y colonizando todo aquel espacio que antes estaba vacío, que carecía de voz y lenguaje, era átono y proclive a no ser.   Es contumaz con ello y a mí me obliga a admirarlo.
  •  Decía Worringer que contra el miedo existía la salida de la abstracción, la cual resurgía de las cenizas de las tragedias bélicas para ofrecernos una atmósfera, unos ambientes y paisajes, unos asentimientos en definitiva que buscaban la paz, la armonía, el sosiego, o desencadenaban la angustia y la introspección. 
  •  ALBERTO es de los que con su trabajo se sumerge en lo primero, el que experimenta e indaga, explora y aventura en lo que se ofrece como una visión constructora de la esencia texturizada, del color filtrado, compositor de gamas y tonalidades cual símbolos de la mirada del hombre que penetran en su más inaccesible mundo de percepciones.   
  •  Con cada una de sus creaciones identificamos una alusión, una cita con nuestras emociones, una pasión que resucita a través de nuestro sentido pictórico, del que siempre tenemos dudas, y del que, por rutina y cansancio, frecuentemente dejamos de depender. Él nos lo hace ver de nuevo, y lo más importante, compenetrarlo, hacernos conocedores de la sabiduría que imparte.      
  • No sé cual va a ser su próximo itinerario, pero no me cabe duda de que esta veta todavía no la considera agotada, que para él la abstracción lírica camina aún sin ser completamente vista ni tocada, que mantiene una sensibilidad y sensualidad entroncadas en lo inmaterial necesitado de expresión, que necesita ese mediador tan perspicaz como ALBERTO que le haga de intérprete, y le cante esa canción de cuna que posibilite su arraigo y aparición con la mayor transparencia.
 
  •  Dichoso voy entre tinieblas
  • que así desatan el árbol,
  • que preguntan entre anillos
  • el lento sabor del agua.
(José Lezama Lima). 

JULIO CÉSAR BELMONT / HE TENIDO QUE ENGRILLARLOS

  •  Le debía este reencuentro al mexicano BELMONT, entre otras cosas, porque me sirve de refugio ante los desfiles de desconcierto, de indecisión, ante los umbrales que no se quieren atravesar por si destiñen. Su obra nos remite a un sueño muy personal que da luz a las sombras y, como buen azteca, a la razón de la muerte, que cada día nos acoge peor y con  menos ganas. Élla quiere otro sustento y armonía, seguramente por haber sabido asimilar obras como la de este artista.    
  •  En su nuevo quehacer los correlatos recurrentes y oníricos son un rompecabezas de zoo, fauna salvaje, desnudos, calaveras, vírgenes y pipas. Y todavía hay más, y son más los extraños vislumbres que se adivinan detrás de ellos y que cada espectador adaptará a su íntimo e intransferible bestiario. 
  •  Lo que mejor se enmarca, dentro de esta fantástica visión, es la dimensión específica de cada uno de los elementos, como si establecieran una jerarquía de opciones de significantes en función de su desmedida visualidad, en línea con sus correspondientes metáforicos significados, que desnudos -cada uno que los vista como quiera- de la parsimonia conceptual se ven con más claridad.  
  • Pierde la serpiente con la tortuga,
  • pero asusta al gamo.
  • Pero sólo el gamo oye la noche de la ciudad,
  • la sábana que se estira hasta llegar al trineo.
  • Oye la muerte el gamo y corre alegre.
  • El gamo, asustado y temblón,
  • gusto de la noche placentera.
  • Cállese.
(José Lezama Lima).

SARAH LUCAS (1962) / ¿QUIÉN PUEDE CONMIGO?

  •  A esta joven artista británica, como a sus colegas de generación y promoción, le va la provocación. Todas sus instalaciones y esculturas están destinadas a ese caldo de cultivo entre la incitación, excitación, desafío, irrisión, irritación, y así podemos seguir sin dar tregua a lo que ya no es desconcierto porque ha habido bastantes abusos al respecto. 
  •  Lo podemos considerar como juegos alevosos porque nos toma por detrás. O como metáforas de una condición que se niega a ser clasificada así. O simplemente como eventos que se han quedado huérfanos de lo que podría infundirles un significado más preciso.
  •  Pero, de todas formas, habremos de convenir que la espontaneidad es la característica más señalada, aunque sea su modo de expresión calculado, al que le confía el instinto de toda su creatividad. La temática ya es otra cosa, es una vertiente sobre la cual sabe muy bien donde apretar.
  • Y al final nos queda una propuesta embarazada y embarazosa, que peca y es perdonada, que maldice y es bendecida, que niega y es asentida, que impreca y es santiguada, que ríe y es compartida. Y más, mucho más.

  • Tiene cara caída, tiene bolsillo húmedo,
  • tiene viruela y tiene luciérnaga.
  • A todo va con lento paso, embajador con cayado,
  • a todo ciñe, friolera nocturna, colchas,
  • las rizadas colchas del naufragio.
(José Lezama Lima).

RONALD OPHUIS (1968) / ES LO QUE HAY

  •  Entre tanto arte conceptual, minimal y posmoderno se nos había olvidado que todavía hay otro tipo de representaciones, que son más visceralmente nuestras, que no esquivan la experiencia de la sinrazón, que no esconden la conciencia de lo que es sangre y muerte en el lienzo.
  •  Llámese o no culto al feísmo -con ese título se despacha lo que tienen de sórdido o incluso de casquería-, que se inicia con Goya, la exarcebación extrema en el holandés OPHUIS de tales rasgos buscan y llevan consigo una expresión radicalmente emocional, de carácter abismático, reflejo de una concepción violenta, pesimista y caótica del mundo y de los que lo forman.  
  •  No hace falta referirse a los románticos ni a lo grotesco, ni siquiera a la fealdad monstruosa, para subrayar que en esta obra todo es un manto de muerte sobre la vida, y  que el artista ha pensado más que nunca en el espectador, para integrarlo en esa atmósfera fatídica pero numinosa de la creación.   
  •  Bien es verdad que en este caso no cabe ningún esfuerzo imaginativo, porque nada queda al azar, porque no hay que completar ninguna insinuación ni indicio, y ninguna huella de la materia y ningún trozo quedan sin manchar.   
  •  Es posible que otras interpretaciones estimen hoy que el arte no es esta agonía porque ofende al espectador, o le provoca extrañas actitudes o el asombro y una irritada contradicción. Claro que también puede ser lo contrario, que eso se produzca ante las propuestas absolutamente herméticas, incomprensibles o aquéllas que son un mero organismo de puras formas.  
  • La neblina impulsada por la sangre,
  • borra los cabellos negros.
  • La imagen llora la pregunta,
  • con su pelambre de tortura
  • trae la cifra de los Dioscuros por el muro.
(José Lezama Lima).

EUAN UGLOW (1932-2000) / DESNUDADOS

  •  Son cuerpos desnudos que en su contextura pictórica se encuentran a sí mismos cuando llega el momento del desfallecimiento, la hora de las dudas no resueltas, los días de las incertidumbres en una existencia sin camuflajes. 
  •  El que el inglés UGLOW los haya tomado como una obsesión para recrear todo un sistema propio de la configuración plástica en torno a sí mismo no es de extrañar. Si se posee tal capacidad de concatenar la creación ensimismada y su soledad carnal en un espacio en el que se hace más temible esa aparición, la mirada queda prendida entre la vida y el sueño, entre el agotamiento, la angustia y el pensamiento.     
  •  No ha necesitado más que hacerse con la proyección adecuada, con la imagen sin rasgos, solamente extremidades, torsos y asomo de cabezas. Toda una apropiación anatómica limpia de un ensayo para saldar una cuenta con un destino despojado.
  •  Imagina una isla o una canción,
  • yo la convertiré en tu himno y te guiará
  • por los caminos de la vida.
(Felipe Alarcón Echenique).
  • ¿De dónde llegaba el acompañante en la madrugada de pintar a
  • los muertos?
(José Lezama Lima).

PETER DE FRANCIA (1921-2012) / NOS QUISIERON CONVERTIR EN SIERVOS

  •  Son seres con la flor rota, apagada y muerta junto a ellos. Son seres a los que les tocó perder ya siendo deformes, y si siguen vivos es con un propósito alegórico.
  •  ¿Hay unos esquematismos, una terribilidad, un afán de reducir cada ser a su guión dramático, que tiene, a no dudarlo, un fondo simbólico? Y si así fuese, ¿qué es lo que baila en la duda?
  •  El que sí que no tiene dudas es el franco-británico DE FRANCIA al pintar sin códigos ni sumarios, ya que es la propia trascendencia de la revelación la que lo incitó a manejar su personal lenguaje, la declaración de que en lo plástico no hay más fines que la voluntad rebelde y testificadora del artista.  
  •  Cuando su obra se hace presente, culmina su transformación y lo comunicado y significado ya ha alcanzado la metástasis imprevista pero también deseada. Para la muerte, el sufrimiento y la desesperación tiene que haber colores, unas veces sucios y otras lavados.
  • El súbito abrazo inmortal de tu aliento,
  • hace latir el profundo espacio de mi amor.
  • Mejor ir despacio al susurro de esta melodía
  • sensual como la misma diosa del deseo.
(Felipe Alarcón Echenique).

  • Cuando la nieve varía no nos regala un rostro,
  • se cierra y el dedo nos doblega, enmudeciendo.
(José Lezama Lima).

GELI KORZHEV (1925-2012) / LA PINTURA SOCAVA LA DOCTRINA

  •  ¿Dónde están los héroes sempiternos, los valientes estilizados con cédulas de gloria hasta la eternidad, los campeones, los titanes e ídolos de las masas prioletarias que nunca descansan, siempre en pie y dispuestos para la lucha?
  •  El ruso KORZHEV fue un comunista al que no le servían ni los dogmas, ni las determinaciones doctrinarias, ni el "realismo socialista", ni el cuento de nunca acabar que finalmente acabó y mal.
  •  Desde su concepción de artista comprometido, la pintura, para ser auténtica, ha de reunir las condiciones y capacidades de un arte de envergadura pues así culminará generando su mito, en ello estriba su fuerza y su posibilidad de trascendencia (Rafael Argullol).   
  •  Y su obra trascendió tales límites que le venían impuestos, los dejó que se pudrieran mientras sacaba la bandera del arroyo con la duda de si merecía la pena enarbolarla más allá de reflejarla en una plástica depurada, honda y con el subyacente cabreo de malgastarla en la duda. 
  • Por eso las criaturas retratadas, sean o no aladas, lo festejan mejor que los humanos, saben que después de las salvaciones vienen las depuraciones, y con éstas un suculento festín de odios y destrucciones. Sí, fue un gran creador, de lo contrario no nos quedaríamos contemplando su trabajo con una sensación molesta cavando fosas en la reflexión.  

  • Paraísos divinos, dignos del recuerdo
  • o siluetas de mil antepasados,
  • sombras chinescas de mi yo,
  • no dejéis morir la sed que hay en mi interior.
(Felipe Alarcón Echenique).

PHILIP EVERGOOD (1901-1973) / ESTOY EN LAS BARRICADAS

  •  Quizá la obra del norteamericano EVERGOOD fuese ahora, en estos tiempos revueltos y depresivos, cuando tuviese el momento propicio para ser más entendida y compartida.
  •  Enraizada en épocas y encrucijadas duras y adversas, su figuración coral, amamantada en un realismo que nunca para de cosechar fuerzas, nos hace encontrar el sino de nuestra condición humana y ciudadana. 
  •  No es una pintura para poner collares de diamantes a un sentido estético, sino que es el reverso, ese que observamos cuando nos dejamos de subterfugios y pretextos, el que después de admirar y asombrarnos por lo otro, agita la mirada irresoluta de la mudez.
  •  Que sean configuraciones explícitas de una realidad dada y concreta no invalida sus postulados plásticos. En todo caso siembra de sospechas lo que tiene de energía, estrategia y sonata pictóricas, de épica modesta, vagabunda, pordiosera, de ahí su nervio, brío, empuje, resistencia, fibra y potencia.
  • Aquí el hombre antes de morir no tenía que ejercitarse en
  •        la música,
  • ni las sombras aconsejar el ritmo al bajar al infierno.
  • El germen traía ya las medidas de la brisa,
  • y las sombras huían, el número era relatado por la luz.
(José Lezama Lima). 

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...