LADISLAS PIERRE KIJNO (1921-2012) / ENCUENTROS SIN DESPEDIDAS

  • No sé quien decía que desde 1950 la actividad pictórica acusa tal complicación que es bien excusable perderse en ella. Y tanto es así que a partir de entonces tomó una pluralidad inabarcable. 

  • Si posamos nuestra mirada en la obra del polaco KIJNO detectaremos que de una conformación con unos patrones muy significados, los módulos nos hacen caminar y pensar en redondo.  

  • Pero prevaleciendo ese cromatismo negro que encaja con la forma y el pensamiento, y con la revelación de un concepto plástico en perpetua construcción.

  • Trópico para qué me diste
  • las manos llenas de color.
  • Todo lo que yo toque
  • se llenará de sol.
(Carlos Pellicer)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

KEIKO SATO (1957) / VERSIÓN DE UNA TIERRA QUE YA NO ES LA MÍA

Dice Gerard Vilar que el significado de las obras de arte cambia en el curso de la historia porque los tres mundos (objetivo, social y subje...