JOSÉ MARÍA GUERRERO MEDINA (1942) / SON LA LUZ DE LOS DESPOJOS

  • No cabe duda de que la obra de arte es, antes de todo, una creación en que la forma y la materia se conjugan en un modo de mutua interpenetración, hasta constituir un cuerpo único que significa y proyecta.    
  • En la obra del andaluz GUERRERO MEDINA tal percepción es indeleble y marca con dolor y pesadumbre una condición existencial y plástica que suscita una conciencia aguda de una pintura que se concentra en la exploración de la vida y la muerte.   
 

  • Es una figuración singular que muestra unos resquebrajamientos humanos que mediante unas vetas cromáticas  parceladas y densas ofrecen una visión que estimula a sentir, pensar y confrontar con un imaginario que tardábamos en hallar.


Se necesita sólo tu corazón

hecho a la viva imagen de tu demonio o de tu dios.


(Olga Orozco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...