ANA MENDIETA (1948-1985) / PISO 34

  • Fumaroli no da tregua:
"Haberse vuelto ya, en el medio del arte contemporáneo, capaz de mirar lo horrible, lo innoble, lo asqueroso como algo más que bello, es haber pasado la prueba que permite entrar en el "sanctasanctórum" de las elegancias del nihilismo contemporáneo".
  •  Cierto pero estremecedor. Y más cuando nos enfrentamos a los perfomances de la cubana MENDIETA, cuyas premoniciones parecían augurar su fin, siendo aún muy joven, al precipitarse desde un piso treinta y cuatro en Nueva York. 
  •  Es una biografía que enlaza en lo más íntimo y creativo con las prácticas y ritos religiosos afrocubanos (la cuestión del sacrificio, la sangre, el cordero jamás olvidados, la faceta de un cristianismo que toma raíces de un paganismo primitivo), la vida y la muerte, los restos humanos, la tierra como la madre primigenia y absoluta. Mas un encierro escatológico en las entrañas reviste limitaciones obvias si se formula en el medio artístico con tal acritud y destemplanza.
  • Pensando en que sus procedimientos son una antítesis de lo sagrado conocido, el hecho plasmado en sí no gana su adecuación estética, únicamente altera, irrita, repugna, asombra, provoca y suma adhesiones. Tiene capacidad para estar pero no para poseer la dimensión del ser, y por debajo el tufillo teatral es claramente ostensible en su aspiración posmoderna brutal, reacia a salir de ese cuestionamiento de lo plástico por considerarlo engañoso y ruin.

  • No obstante, no hay que escatimar la autenticidad de su esfuerzo, la trascendencia del exceso que devino una realidad consumada, ni el sentido de hallar y abolir los márgenes en busca de una renovación de sensibilidades.

  • Con ella convertida en cuerpo y alma en su propia obra, avistamos la ultratumba de cerca aunque su inspiración sea estéril y el presagio pestilente.

  • Tétrico, alegre de ver su majestuoso trazo
  • descansado sin urdir.
  • Línea oblicua, patas delanteras hacen 
  • tándem en forma de perspectiva,
  • da profundidad la señora observando el buey.
  • Con amarillo hay muchos trazos, la luz tu relieve,
  • rojos combinados con fondo oscuro,
  • moblaje, maderas fusionadas con el fondo
  • dando expresionismo al buey, que es tu principio
  • de un camino con impronta.
  • (José Luis Álvarez Vélez).   

1 comentario:

  1. Mendieta es un ejemplo de artista, llevada por sus propia cultura, bailando con su propio cuerpo, dandonos por fin a ver, sin vendas, lo que es la madre tierra. Una de mis artistas preferidas.

    ResponderEliminar

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...