GIL IMANÁ GARRÓN (1942-2021) / LO QUE HA PERMANECIDO

  • Parece que el dolor y la muerte tienen la muerte en la mirada, sus cuerpo ya es un latido sordo que poco a poco va momificándose en el espacio, mientras su imagen se agranda y se somete al ritual del sacrificio.
  • El boliviano IMANÁ, en sus obras y murales, alterna distintos registros plásticos, para que el legado de la tradición andina se fusione con un concepto contemporáneo visivo de las pintura.    
  • Así, esa magia icónica y plástica encuentra el acorde que contribuye a una configuración sólida y cargada de significados, que apela a nuestra sensibilidad y emoción, que fundamenta la autenticidad de una evocación. 

  • Merece lo que sueñas.

  • (Octavio Paz) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...