JERÓNIMO ELESPE (1975) / RESURRECCIÓN


  •  Pues sí, es como si el madrileño ELESPE hubiese estado en el infierno y hubiese aplicado en su obra la frase de Milton: "No es luz, sino la oscuridad hecha visible". Y de esa visibilidad nace la resurrección.


  •  Y también una belleza en esos muertos que cuando se descubren sentimos su horror porque como decía Aristóteles en su Poética, las cosas tales como cadáveres, desagradables de ver en sí mismos, pueden transformarse en bellos de contemplarlos en una obra de arte.    


  •  En estas obras lo irracional es un misticismo de seres difuntos retornados, que invocan tanto su liberación como la nuestra, la liberación de ese yo mortal, de ese accidente que somos y que al morir nunca volveremos a ser.    


  •  Seres idénticos unos a otros, que conservan la iluminación de las cenizas, el polvo del fuego, las sombras que les adornan, la intemporalidad no regalada pero sí absorbente, la mirada fija y el rictus de la boca amenazante. Saben que nos les queremos esperar, mas seguirán convocándonos con sus transparencias, con su energía y fosforescencia.   

Nos adentramos en nosotros mismos:
corola de recuerdos, la paz del sol dormido, la marea
de sueños,
las águilas del odio, el árbol del amor que da frutos de fuego.
(José Luis Rey)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...