PABLO RODRÍGUEZ GUY (1950) DEJA SU RASTRO EN MADRID


  • La obra del andaluz RODRÍGUEZ GUY está a la vista en la sala ACGallery de Madrid. Y si ya en un post que le dediqué el 13 de noviembre de 2009 hablaba de su seguridad en cuanto a plasmar el acervo y su expresión más allá de lo que aparentemente se veía, ahora revalido tal acercamiento desde la convicción de que la hondura de su quehacer es el rastro de su significación.


    • Sus vivencias hindúes, a modo de resonancias yuxtapuestas y fundidas en la superficie del soporte, hacen que la materia fuertemente espesada, texturizada, cobre un imaginario poblado de ecos, sean cosmogónicos o telúricos, que reunifica, amplifica y singulariza una plástica de perspectivas abiertas en cada ángulo y centímetro de un espacio que está en un constante proceso de renovación.





      • Y si la coloración es un elemento decisivo de fuerza, el conjunto es un ideario que parte de lo eternamente vivo, sin dejar que un mínimo rasgo quede marchito, arrojado a su suerte. Éstas son sus señas de identidad, que no corren riesgos de extravío, sino al contrario, de prolongar una continua construcción hacia un mayor cúmulo de márgenes.




        • Hay un vacío

        • en mi aire metafísico

        • que nadie ha de palpar:

        • el claustro de un silencio

        • que habló a flor de fuego.

        • Yo nací un día

        • que Dios estuvo enfermo.

        • (César Vallejo).






1 comentario:

  1. ¿Pero esas fotos son collage de papel satinado? No se como se verá en vivo...
    Pero el papel satinado encima de la pintura no suele ser muy buena idea.Por el brillo.

    ResponderEliminar

MARTA PALAU (1934-2022) / CONGREGACIONES DE FUEGO

La catalana PALAU, recientemente fallecida, ha estado envuelta en los orígenes de una cultura autóctona y ancestral americana que ha marcado...