23 de octubre de 2020

BRUCE DEAN / NO DEJO DE PINTAR

 

  • En una obra de arte, nos dice Herbert Read, existe siempre un elemento intangible, indefinible, al que debe su vitalidad, su poder mágico de comunicar intensidad a la vida, y la posesión por el artista de este poder transformador constituye su estilo. 
  • El norteamericano DEAN, en sus realizaciones, configura primero el ordenado armazón geométrico y cromático de barrotes y muros, después abre vientos de misterio, de dinámicas entrevistas, de pasos insondables.  
  • Mientras que la luz se posa en penumbras, el color acentúa la visibilidad enigmática y se recrea en la factura de sus suaves contrastes, de sus desvelos en forma de paños o capas o en el fondo de sus habitaciones sacralizadas. Es la contemplación de una materialidad casi ingrávida y fantasmal que juega con nuestra percepción hasta dejarla sin sitio donde refugiarse. 
La imaginación, maestra del error y la falsedad, tanto más embustera cuando no lo es siempre, sería regla infalible de verdad si fuese al mismo tiempo infalible de mentira, dijo también Pascal.


(Roa Bastos)

2 comentarios:


  1. Gracias Gregorio, has aportado información sobre mi proceso y mi pensamiento. También he aprendido algo.

    ResponderEliminar

  2. 23/5000
    ¡Este trabajo es impresionante!

    ResponderEliminar

DENIS BLONDEL / SIEMPRE VUELVEN

Hay afinidades que dentro del ámbito artístico no pueden evitarse sin que tal fenómeno imposibilite, por supuesto, un hacer singular desde l...