27 de julio de 2016

BERNARD RÉQUICHOT (1929-1961) / UNA OBRA QUE RINDE HOMENAJE A LA MUERTE

  •  Tenía treinta y dos años cuando se tiró por una ventana cuarenta y ocho horas antes de su próxima inauguración. Así es seguirá siendo un  enigma la historia de este artista francés, que empezaba entonces a gozar de una gran proyección. 
  •  Un talento extraordinario para sintetizar un cosmos visual denso, fragmentado, un collage que conjuga una simbolización de un sueño irrealizable y la magia de una cadencia luminosa.  
  •  Quizás es esa precocidad latente la que impulsa un creador como éste a meterse permanentemente en un subterráneo a procurarse más ciencia de lo ignoto e impenetrable que en su existencia biológica no encuentra. La ambición extrema de la obra total.


No hay comentarios:

Publicar un comentario